En nuestro habitual espacio dedicado al consumo junto a FACUA Cádiz, su secretario general, ha explicado que las agencias de viaje deben acceder a nuestra solicitud si lo que deseamos es cambiar el nombre de la persona que vaya a disfrutar de un viaje combinado. Así lo contempla la normativa vigente como uno de los derechos del consumidor. A este respecto, Jesús Yesa ha matizado que el único gasto que puede suponer es el derivado de documentación personal como un visado si el destino así lo requiere.

En cuanto a los compromisos de permanencia ha recordado que deben ir ligados a algún beneficio, bien en el importe final o en los servicios prestados. El consumidor está obligado a abonar una penalización sólo y exclusivamente si aparece en el contrato. Sobre ello ha añadido que todo lo que contratemos por web o teléfono, o de manera no presencial, tiene un plazo de 14 días naturales como prueba desde que empezamos a disfrutarlo

A pregunta de un oyente, Jesús Yesa ha señalado que la reparación de un bien de consumo en período de garantía no puede suponer ningún coste para el consumidor, ni tan siquiera el de desplazamiento del servicio técnico, algo que supone una ilegalidad. En el caso en que la empresa nos lo reclame tenemos dos opciones: poner una reclamación y esperar a que la compañía responda (tiene un plazo de 30 días), o abonar ese importe si nos urge disponer de ese bien de consumo y realizar la reclamación a posteriori.

Por último, Jesús Yesa ha asegurado que las marcas no están obligadas a entregarnos un manual de instrucciones como tal ya que la normativa no establece esta obligatoriedad. Sí dice, sin embargo, que la información del funcionamiento del producto debe quedar claro y en castellano. Para ello pueden utilizar diferentes fórmulas, desde que quede reflejado en la caja hasta la facilitación de un número de teléfono para resolver las dudas que pudieran surgir.