Una dotación del CBPC en el Parque de Ubrique intervenían a primeras horas de la tarde de ayer en la extinción de un conato de incendio en un establecimiento comercial situado en la calle Menéndez Pidal. El aviso que llegaba a través de la Policía Local a las 14:40 horas, advertía que en ese momento no se encontraban personas en su interior. Dos efectivos con un vehículo autobomba acudían con celeridad para sofocar el incendio que se quedó en simple conato. La explosión de los cristales del bajo a causa de las altas temperaturas provocaba que se especulase sobre la causa del incendio que aún se desconoce. Así nos lo ha trasladado hoy el jefe del Parque Local de Bomberos Diego Álvarez al informar en La Mañana de la intervención efectuada.

El foco del incendio se localizaba en una de las tres habitaciones del inmueble y fue rápidamente extinguido, evitando el peligro de propagación. Para ello los dos efectivos del operativo usaron 500 litros de agua y después procedieron a airear con un turbo ventilador el establecimiento, que ha quedado bastante afectado por el humo y el hollín. Afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales, al permanecer cerrado el local, ya que se encontraba fuera del horario comercial. Tras inspeccionar la zona, el dispositivo concluía su intervención a las 16 horas. Durante el mismo se ha contado con la colaboración de la Policía Local que daba aviso en un primer momento al Parque Local de Bomberos.

Ante el incidente de ayer hemos recordado una serie de recomendaciones que previenen los incendios en el ámbito doméstico. Entre ellos hay que considerar instalar detectores de humos y gas, revisar regularmente las instalaciones eléctricas, evitar la sobrecarga en los enchufes, desconectar los aparatos eléctricos y se precavidos con los despistes cotidianos en la cocina son algunos de los aspectos que hemos señalado con Diego Álvarez.

Diego Álvarez, jefe del Parque Local de Bomberos