En el caso del CEIP Benafélix, la empresa ubriqueña Actysport se encarga de desarrollar un amplio programa de actividades, también acuáticas, manteniendo el protocolo anticovid a través de los grupos burbuja. Se cierra así un curso marcado por la pandemia, que ha podido superarse sin grandes incidencias gracias a la colaboración de toda la comunidad educativa.

Este 22 de junio es la fecha fijada en el calendario escolar como última jornada lectiva de este curso 2020/21 para todos los niveles educativos en Andalucía. Un día que los colegios e institutos ubriqueños han aprovechado para desarrollar actividades lúdicas y deportivas para dejar el mejor sabor de boca posible al alumnado después de un curso lleno de incertidumbre y complicado a causa de la pandemia. Así, por ejemplo, lo han hecho en el CEIP Benafélix, con la organización de distintas actividades a cargo de la empresa ubriqueña Actysport. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique conversábamos con su directora, Paqui Herrera, quien ha agradecido la colaboración de toda la comunidad educativa para que el curso se haya desarrollado sin incidencias reseñables por el COVID-19 e incluso con un gran avance en la transferencia educativa digital.

Al igual que durante todo el curso, hoy también se ha mantenido el protocolo de medidas higiénico-sanitarias para la puesta en marcha de los talleres lúdico-deportivos, que han incluido también actividades acuáticas ya desde el mediodía. Para ello, además de las medidas habituales, se ha dado continuidad a los grupos burbuja con la celebración de 9 actividades de forma simultánea, para cada una de las clases, que contaban con su propio monitor.

Cada grupo ha podido disfrutar unos 30 minutos y se ha ido cambiando a otros talleres, pero antes de cada turno se han desinfectado las atracciones y los elementos de cada juego.

Además, se han instalado pequeñas carpas, para que el alumnado pueda resguardarse del sol en todo este tiempo. Hasta las 11,30 horas se han programado las actividades deportivas, y se han dejado para mediodía los juegos con agua, dividiéndose los espacios entre el porche del centro, y las pistas de fútbol sala y baloncesto.

En la jornada de ayer se celebraba la tradicional Graduación del alumnado de 6º curso, que este año a causa del protocolo COVID ha debido llevarse a cabo sin presencia de los padres y madres. No obstante, el centro ofreció el acto vía telemática para las familias, e incluso les ha proporcionado la grabación como recuerdo para aquellas personas que no pudiesen seguirlo en directo.

Con el cierre de las clases se mira ya al inicio del próximo curso, y a las posibles novedades que puedan llegar en función a la evolución de la pandemia. Paqui Herrera recordó que los centros educativos estarán pendientes para informar de cualquier novedad a las familias antes del arranque del curso.

Paqui Herrera, directora del CEIP Benafélix