El ubriqueño Miguel Rosado, responsable del restaurante El Laurel nos manifestaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique su alegría por el premio que recibía esta semana en el concurso de gastronomía «Chef Sierra de Cádiz» como «Mejor encargado de sala», en la primera edición en que se incluía esta categoría. Según nos reconocía, «supone todo una inyección de energía, más aún después de lo sufrido durante estos meses a causa de la pandemia». Un galardón que ha querido compartir con todo el sector hostelero ubriqueño y para cuya consecución no se olvidó de su localidad o de la industria marroquinera, ya que en su presentación utilizó un mantelín en piel con la imagen de la Plaza del Ayuntamiento. Como presidente de la Asociación de Hostelería de Ubrique hemos destacado también la paulatina recuperación que siguen registrando los establecimientos locales, de la mano de la propia evolución favorable de la pandemia.

Miguel Rosado subrayó el compañerismo y el gran nivel de profesionalidad demostrado por todos los participantes en este concurso que, entre otros patrocinios, cuenta con el respaldo de Diputación Provincial y la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz, y que viene a reflejar la calidad en el servicio que puede encontrarse en la hostelería de Ubrique y de la comarca.

El presidente de los hosteleros locales también valoró muy positivamente la progresiva recuperación que vienen registrando no sólo bares y restaurantes, sino también el ocio nocturno, el sector hotelero o el de los eventos y celebraciones. «Aún queda para una recuperación completa, y a nivel económico la recuperación deberá ser poco a poco porque el impacto de la pandemia ha sido muy importante, pero lo más importante es que ya estamos trabajando», explicó. En este sentido, puso como ejemplo el regreso de las bodas y otros eventos, así como el incremento en la reservas hoteleras, que llevaron al hotel Ocurris a estar completo el pasado fin de semana por la Selectividad, y volverá a estarlo en los próximos días por la Subida Ubrique.

Miguel Rosado, presidente de la Asociación de Hostelería de Ubrique