La gastronomía y las costumbres de la mesa en la época romana, es lo que va a recrear la Asociación Romanos de Ubrique este viernes con la celebración del «Festvm«. El Centro de Recepción de Ocuri acogerá la actividad que llega tutelada por el antropólogo ubriqueño Manuel Castro, que es quien se ocupará de preparar los productos que formarán parte de la degustación, al tiempo que contextualizará la comida con una ponencia sobre la práctica culinaria en la Hispania romana. La base será el recetario del gastrónomo romano del S I, Marco Gavio Apicio «De Re Coquinaria», que constituye una de las principales fuentes para conocer la gastronomía en el mundo romano. De la riqueza culinaria greco-romana y de como ha perdurado hasta nuestros días en nuestra forma de preparar los alimentos, hemos hablado hoy en La Mañana con Manuel Castro.

A través de este recetario y de otros textos clásicos, Castro explicará los alimentos que consumían los romanos, que no es otro que la base de la conocida como dieta Mediterránea. Verduras, legumbres, hortalizas, cereales, huevos, frutos secos, quesos, carnes de todo tipo, pescado y vino. Mención especial para el “garum”, una salsa elaborada a partir de las vísceras del pescado fermentadas y mezcladas con vino, aceite, vinagre, sangre y agua. Esta mezcla se dejaba macerar en unas grandes piscinas, después era envasado en ánforas. El yacimiento de Baelo Claudia, en Bolonia mantienen en buen estado de conservación estas piscinas.

No habrá garum en el «Festvm», pero si encontraremos una muestra de los principales platos de la época divididos en entremeses, (ensaladas y espárragos) un primer plato de carne (costilla con salsa de albaricoque) o pescado (plato inspirado en la obra «El banquete de los eruditos») y para finalizar postre (pudín de calabaza a la Alejandrina y bizcocho de Saturnalia). Tampoco faltará el pan y por supuesto el vino para aderezar la degustación.

Sobra decir que esta alimentación no se extendía a toda la sociedad romana, sino que era propia de las clases elevadas. En la época imperial los romanos pudientes realizaban tres comidas, dos ligeras que era el desayuno, ientaculum y la comida o almuerzo, prandium y otra más contundente que era la cena.

La actividad de carácter divulgativa forma parte del conjunto de iniciativas que bajo el patrocinio de la Fundación Provincial de Cultura de la Diputación de Cádiz ha organizado «Romanos de Ubrique», para suplir la ausencia de la Bajada Romana. El pasado viernes la Venta Ocuri acogía el «Convivium», el  sábado se llevaba a cabo la «Castra Ocvritanorvm», en el auditorio de Ocuri. Este viernes llega el «Festvm» cuyo cupo de participación ya está cubierto, mientras que  el 27 de agosto se preparará «Textrinivm» una actividad que nos introducirá de lleno en la vida doméstica romana y en la importancia del arte de tejer.

Manuel Castro, responsable de la celebración del Festvm de Romanos de Ubrique