Las farolas de la bajada desde Hipersol serán desplazadas para dejar libre la plataforma hormigonada de 1,5 metros de ancho. Los técnicos recomendaron hacerlo con posterioridad a la obra para que la zona no quedase sin luz durante la duración de los trabajos. Mirasierra, El Poyetón, los antiguos locales de Basica, el edificio de la Piscina, o la plaza de Ministro Fernández Ordóñez son otros escenarios de mejoras.

El delegado municipal de Mantenimiento y Equipamiento Urbano, José Manuel Fernández Rivera, ha repasado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique las obras de mejora que se realizan en estos momentos en la localidad, así como próximas actuaciones que podrán acometerse a través de los planes impulsado por Diputación Provincial. Una de las más llamativas es la mejora del acerado en la zona de Hipersol, que incluye tanto la restauración del paseo y las balaustradas en la Avenida Sebastián Macías ‘El Pato’, como la creación de una plataforma peatonal hormigonada en la Avenida Jesulín de Ubrique, y cuyos trabajos siguen avanzando.

En el caso del nuevo acerado, la plataforma ha conectado ya todo el margen izquierdo de la bajada en el que sólo existía el camino de tierra. Fernández Rivera ha explicado que, aunque aún pueden verse las antiguas farolas en medio del hormigonado, se van a instalar unas nuevas fuera del acerado, permaneciendo sólo las arquetas de la instalación eléctrica. De esta manera, la plataforma creada, de 1,5 metros, quedará completamente libre sin obstáculos. Según precisó, el motivo de no haber retirado previamente las antiguas farolas es que entretanto se hubiera dejado la zona sin iluminación viaria.

Otros puntos que albergan trabajos de rehabilitación son la antigua sede de Basica en la Plaza de la Estrella -cuyos locales serán cedidos a colectivos-, y el edificio del antiguo bar de la Piscina Municipal, con mejoras actualmente en su terraza a través de una nueva fase del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA). Tras la restauración de su estructura, y el posterior revestimiento del edificio, con mejoras de accesibilidad y en el interior, los trabajos continúan ahora en su terraza.

En cuanto a barriadas, la principal novedad se refiere a Mirasierra. Con fondos de planes provinciales, después de Semana Santa se ha iniciado un actuación global centrada en la mejora de sus espacios públicos y de las distintas redes de saneamiento, y recogida de aguas pluviales, que tiene programado un plazo de ejecución de en torno a 5 meses. También prosiguen las mejoras de pavimentación, pintura y accesibilidad en distintas localizaciones del Poyetón.

En la Plaza Ministro Fernández Ordóñez, está previsto su próximo cierre perimetral para la instalación del mobiliario correspondiente en sus tres plataformas. La instalación del ‘skate park’ ya ha sido adjudicada y se está a la espera de su montaje por parte de la empresa especializada. Los otros dos bancales se transformarán en pista deportiva con canastas y porterías y una zona de parque con juegos infantiles.

Cultura y Festejos

El también delegado municipal de Cultura y Festejos recordó que los espacios expositivos y culturales se mantienen cerrados al público desde la declaración en el municipio del nivel 4 de alerta sanitaria, grado 2, a causa de la COVID-19. Esta circunstancia, en cualquier caso, no obstaculizará el inicio de la programación del ‘Planeamos 2021’, cuyas primeras iniciativas durante este mes de abril tienen como escenario a centros educativos de la localidad. Con un presupuesto que ronda los 10.000 euros para Ubrique por parte de la Diputación Provincial, contemplará hasta noviembre distintas citas de artes escénicas y visuales, divulgación científica, musicales o de fomento de la lectura, entre otras, además de un evento teatral extraordinario presupuestado en unos 2.500 euros.

En relación a Festejos y la proximidad del mes de mayo, lógicamente se descarta cualquier tipo de actividad presencial en torno a las Cruces de Mayo, pero sí que el Ayuntamiento está ultimando un vídeo para recordar la Crujida de Gamones de manera telemática.

José Manuel Fernández Rivera, delegado municipal de Mantenimiento y Equipamiento Urbano