Las imágenes de la Borriquita se expondrán en un altar de veneración este Domingo de Ramos. Podrán visitarse en un horario reducido, siguiendo un circuito de entrada y salida, donde se adoptarán todas las medidas sanitarias marcada por las autoridades. De este modo, las puertas y ventanas del convento permanecerán abiertas, se han retirado la gran mayoría de las bancas, se dispondrán hidrogeles en la entrada del patio, donde además se tomará la temperatura a los visitantes.  El horario será de 12 a 14 horas y de 16 a 19 horas, cerrando al mediodía para desinfectar los espacios, asimismo, se controlarán el acceso para evitar las aglomeraciones de visitantes. La situación actual en la que nos encontramos con el aumento de contagios de Covid-19 en la localidad, ha obligado a la Hermandad a suspender otras actividades que habían planificado, manteniendo tan sólo el montaje del misterio en un altar de veneración y la venta de palmas que se ha realizado en estos días. De todo ello hemos hablado hoy con María Carmen López, teniente hermana mayor de la Hermandad de Los Remedios.

Un total de 275 palmas han sido vendidas por la Hermandad y ya han sido repartidas. Las palmas benditas recuerdan las palmas y ramos de olivo que los habitantes de Jerusalén batían y colocaban al paso de Jesús, cuando lo aclamaban como Rey y como el venido en nombre del Señor. Es por ello por lo que forman parte del cortejo procesional durante la salida de la Borriquita, sin embargo, también lucen en los balcones para decorar o en la solapas de los trajes. Con este objetivo se ponían a la venta hace un par de semanas, para hacerlas presentes, como símbolo cristiano, de cara a la jornada del Domingo de Ramos en Ubrique

Este será el segundo año consecutivo que no procesionará la Borriquita en Ubrique a causa de la pandemia, el año pasado lo impidió el confinamiento. Este 2021 las medidas sanitarias y el actual marco de restricciones determinado en función de los datos epidemiológicos, es el que marca los actos. A pesar de todo, las circunstancias actuales, distan mucho de las vividas durante la pasada Semana Santa, donde los cultos se tuvieron que seguir por internet. Este año serán presenciales y durante el Domingo de Ramos en la Parroquia de Ubrique. Ese día se oficiarán dos servicios a las 10 y a las 12 del mediodía, además en la misa del sábado a las 20 horas también se procederá a la bendición de las palmas. 

La alternativa a la salida procesional, ha sido organizada por el grupo de trabajo de la Borriquita y la Hermandad de Los Remedios, que con este gesto quiere mantener la devoción que existe en torno a las imágenes y suplir la ausencia de actos de culto externo prohibidos por la Diócesis de Asidonia Jerez.

María Carmen López, teniente hermano mayor de la Hermandad de Los Remedios