La Policía Local reforzará la vigilancia en la zona de la la Avenida durante todo el fin de semana, sobre todo a mediodía y la hora de cierre, al igual que ya hizo la pasada semana coincidiendo con la celebración de las citas taurinas.

Ubrique, al igual que toda la comunidad autónoma, ha entrado desde esta pasada medianoche y hasta el 9 de abril en una nueva fase de medidas generales anticovid de cara a la Semana Santa, en la que las principales novedades son el retraso del toque de queda a las 23,00 horas, y del cierre de la actividad comercial y hostelera a las 22,30 horas. La movilidad entre provincias sigue prohibida sin causa justificada, y se establece en 6 el número máximo de personas en reuniones, salvo en el interior de establecimientos de restauración donde no podrá pasar de 4 personas.

Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, el jefe de la Policía Local, José Benítez Salguero, nos aclaraba todas las dudas al respecto, animando a la ciudadanía a mantener el cumplimiento generalizado que ha posibilitado que desde ayer nuestro municipio cuente con una tasa de 0 positivos por cada 100 mil habitantes, al no registrarse nuevos contagios desde hace 14 días. Desde finales del mes de agosto Ubrique no lograba contar con esta situación libre de COVID-19.

Todas estas medidas vienen detalladas en el BOJA extraordinario publicado ayer, en el que además se recoge la decisión del Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto en Cádiz de mantener todos los distritos sanitarios de la provincia en nivel de alerta sanitaria 2, con Paterna como único municipio cerrado perimetralmente.

Ante este período de adaptación a las nuevas medidas y con la llegada del fin de semana, la Policía Local anuncia el refuerzo de la vigilancia en las zonas de mayor afluencia de personas, sobre todo las zonas de bares en la Avenida de España, tanto a mediodía y tarde como coincidiendo con la hora de cierre de los locales, algo que ya pusieron en marcha la pasada semana coincidiendo con la celebración de sendas corridas de toro en Ubrique. El toque de queda domiciliario se fija, por tanto, desde las 23,00 horas hasta las 6,00 horas, algo que no ocurría desde las navidades y desde que el 10 de enero se adelantase una hora para situarlo en las 10 de la noche.

En el caso del número máximo de personas en reuniones, el BOJA precisa que «la permanencia de grupos de personas en espacios de uso privado (o público ) queda condicionada a que no se supere el número máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes», con la única excepción «de los espacios cerrados de hostelería y restauración en los que no se podrá superar el número máximo de cuatro personas».

José Benítez Salguero, jefe de la Policía Local de Ubrique