Manuel Piñero reconoce el respeto mayoritario de los ubriqueños, pero subraya la necesidad de hacer un buen uso, y pide plazas suficientes y acondicionadas a los Ayuntamientos. La iniciativa se enmarca en la campaña ‘Con la Accesibilidad por Bandera’ impulsada por Fegadi.

La Asociación de Discapacitados de Ubrique (Discubriq) pone en marcha a lo largo de este primer trimestre del año un nuevo enfoque de la campaña ‘Con la accesibilidad por bandera’, que impulsa la federación Fegadi-Cocemfe en toda la provincia. Si el pasado mes de noviembre se puso el foco en la necesidad de trasportes públicos plenamente accesibles, en esta oportunidad la llamada de atención se hace en torno al uso adecuado de las plazas reservadas a personas con movilidad reducida. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, el presidente de Discubriq, Manolo Piñero, ha reclamado mayor concienciación de todos, incluidas las Administraciones públicas.

Según recordó, en relación a las familias beneficiarias de la tarjeta PMR, deben usarlas exclusivamente cuando viajen en el coche las personas con discapacidad. Entre las infracciones que se registran en general, apuntó por ejemplo el uso de fotocopias falsificadas, o incluso cuando los beneficiarios ya han fallecido.

Fegadi y Discubriq reclaman concienciación tanto de los propios beneficiarios, como de la ciudadanía para que no ocupen las plazas ni siquiera bajo la excusa de «un minuto». En relación a los Ayuntamientos, reivindican un número suficiente de aparcamientos reservados, en lugares cercanos a los puntos de mayor afluencia, bien señalizadas, y con las condiciones adecuadas. En este sentido subrayó que, aunque existan, las plazas al final son difícilmente utilizables si no cuentan con suficiente espacio o están situadas en pendiente. La personas que necesitan de bastones o sillas de ruedas necesitan sacar del coche esos elementos de apoyo sin ser estorbados ni causar molestias innecesarias.

Manolo Piñero, presidente de la asociación Discubriq