Las reservas de sangre se encuentran en una situación preocupante, al bajar las donaciones por las fiestas navideñas y la COVID-19. Los equipos móviles realizarán el lunes una visita extraordinaria a Ubrique, pudiéndose donar entre las 17,30 y las 21,30 horas en la tercera planta del edificio del Mercado y los Juzgados.

Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, el  coordinador del Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas de Cádiz, Miguel Ángel Barbero, ha subrayado la difícil situación en que se encuentran en estos momentos las reservas de sangre en nuestra provincia, con una necesidad diaria permanente de entre 150 y 180 bolsas de sangre por parte de los hospitales, frente a un gran descenso de las donaciones causado por la propia pandemia y tras las fiestas navideñas. Por ello, ha solicitado la máxima participación en la colecta del lunes, reiterando las medidas de preventivas y seguridad que se mantienen durante todo el proceso de donación.

La Red Andaluza de Medicina Transfusional, Tejidos y Células de la Consejería de Salud y Familias ha hecho un llamamiento urgente a donar sangre para poder garantizar las necesidades de los centros sanitarios de toda Andalucía. Estas donaciones de sangre y plasma se obtendrán en los puntos fijos de donación de las capitales y ciudades de mayor tamaño y en desplazamientos de las unidades móviles que recorrerán los municipios y pedanías de las ocho provincias.

En este sentido, hay que recordar que la actividad asistencial de los hospitales andaluces no ha cesado durante las fiestas navideñas, época en la que incluso pueden presentarse situaciones que demanden más transfusiones. Así, se siguen necesitando reservas sanguíneas para todo tipo de peticiones procedentes de los hospitales, ya que más del 75% de las donaciones de sangre se destinan al tratamiento de enfermedades que siguen diagnosticándose y tratándose durante estas fechas.

Concretamente, un 30% de las reservas se utilizan para el tratamiento de cáncer o enfermedades hematológicas; un 20% al abordaje de anemias; casi otro 20% a intervenciones quirúrgicas, quemaduras o trasplantes de órganos y tejidos; más de un 10% a la asistencia de enfermedades cardiacas, gástricas o renales; alrededor de un 8% a la atención de accidentes y traumas; un 8% a pacientes de ortopedia, fracturas y reemplazos articulares; y el 4% restante, a partos y cesáreas.

Según explican, en estos momentos se necesita sangre de todos los grupos, sin excepción. También hay que aclarar que las necesidades diarias de donaciones varían según la provincia y se estiman en función de la demanda que se prevé para un periodo de entre cinco y siete días. Toda la red funciona como un único centro, ya que la coordinación existente y los niveles de suficiencia alcanzados permiten que los componentes sanguíneos estén allí donde las necesidades los requieran.

Miguel Ángel Barbero, coordinador del Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas de Cádiz