El Grupo Municipal Socialista lleva esta tarde a pleno la creación de un segundo Fondo de Emergencia Local dotado con 96 mil euros

El Grupo Municipal Socialista introducirá en el Pleno de esta tarde por razones de urgencia las bases de un nuevo Fondo de Emergencia Local, con ayudas de 300 euros como importe máximo a la que podrán optar, entre otras, las pequeñas empresas marroquineras con menos de 10 trabajadores.  El nuevo Fondo parte del remanente del paquete de ayudas dotado con 157 mil euros, creado a cargo de los recursos municipales durante el confinamiento, de las que se han beneficiado pymes y autónomos de Ubrique. A estas nuevas ayudas podrán optar aquellos negocios que se habían quedado fuera de la anterior convocatoria, siendo empresas que se hayan visto afectadas por el cese de la actividad y con una bajada de la facturación. La medida nos la ha avanzado hoy en el espacio de Política Local, el concejal socialista y secretario de organización del PSOE de Ubrique, Manuel Ángel Chacón, destacando que en el abordaje de los Presupuesto Municipales para el próximo ejercicio, prioriza las actuaciones para paliar los efectos de la crisis sanitaria por la Covid-19 en dos frentes, las familias y las actividades económicas de pymes y autónomos.

Chacón ha querido repasar, en términos económicos, las acciones emprendidas por el gobierno socialista en el Ayuntamiento de Ubrique durante lo que llevamos de pandemia y el esfuerzo que ha supuesto a las arcas municipales. Unas aportaciones que considera, superan las que han llegado desde otras administraciones. Con un presupuesto municipal de algo más de 11 millones de euros se han cubierto dos líneas de ayudas, que subrayaba, son compatibles con las subvenciones estatales o autonómicas. En este relato se ha referido a la bolsa social para ayudas a familias, dotada con 130 mil euros, los 157 mil euros del Fondo de Emergencia Local ya mencionados, así como a la exención en el pago de tres trimestres en 2020 de la tasa de veladores, una medida de apoyo al sector hostelero local, que se mantendrá de cara al próximo 2021 y por la que se deja de ingresar en términos globales unos 30 mil euros. A estos se añaden los 36 mil euros que supuso la adecuación y desinfección de los centros educativos durante el comienzo de curso y los 6.000 euros de la compra de material para este mismo cometido. Una cuantía que se le ha solicitado a la Junta de Andalucía, a quien corresponde las competencia en Educación, sin obtener aún respuesta.

El pleno de esta tarde abordará además, la ordenanza de Aguas, un punto que desde el PSOE se pretende dejar sobre la mesa y proponer que sea el Ayuntamiento de Ubrique quien asuma la subida del 1,3 por ciento establecida para este año por EMAUSA, la empresa mixta de Aguas de Ubrique. La cantidad es estimada, ya que depende del consumo, pero se han presupuestado en torno a unos 30 mil euros, los que se abonarían a cargo del municipio, con el objeto de evitar una sobrecarga a las familias ubriqueñas. A este respecto, Manuel Ángel Chacón ha querido aclarar que las tasas «no se pueden congelar, ni dejar de pagar», su coste viene ajustado a sufragar los gastos del servicio que se presta. En ese sentido, destacaba que «el gobierno socialista va a dejarlo (el punto del pleno) sobre la mesa,» y lo asumiría en su ejecución presupuestaria, planteando así «una solución especial» acorde a la situación especial en la que nos encontramos.

Manuel Ángel Chacón, secretario de Organización del PSOE y primer teniente de alcaldesa

Las reservas de sangre a día de hoy cubren una semana de demanda en los centros hospitalarios.

Con las reservas al límite y el descenso de donaciones, la situación en los Centros Regionales de Sangre en toda Andalucía es apremiante. De Ahí que desde Cádiz se lleven a cabo campañas extraordinarias de donaciones como la que se está realizando hoy en nuestra localidad. El coordinador del CRTS de Cádiz, Miguel Ángel Barbero nos ha explicado en La Mañana, las razones por las que a día de hoy, el suministro de sangre para abastecer a los centros hospitalarios de la provincia que disponen, cubriría tan sólo una semana, «en general, algunos grupos para menos».

En esta segunda ola de la pandemia, no se ha detenido la actividad hospitalaria ajena al Covid-19. Durante el confinamiento de primavera, se detuvieron las intervenciones quirúrgica aplazables, por lo que los requerimientos eran inferiores. A esto se unen las restricciones propias que se han tenido que adoptar para evitar la propagación del virus, es por ello por lo que el autobús de donaciones que a modo de unidad móvil, se trasladaba por la provincia, ahora no está activo. Lo mismo ocurre con las campañas realizadas en centros de trabajo y espacios docentes que ahora no se pueden llevar a cabo. Y además también influye la retracción de los donantes por temor a los contagios. En este contexto desde el CRTS se hace un especial llamamiento a la ciudadanía, para que se sumen a la campaña extraordinaria que se llevará a cabo durante todo el día de hoy en Ubrique. El horario es amplio hasta las 13:30 horas de hoy y por la tarde de 17.30 a 21.30. El llamamiento se extiende también a todas los donantes habituales de poblaciones vecinas, pues a pesar del cierre perimetral se pueden acudir como causa justificada a donar, simplemente aportando el SMS que se les envía desde el CRTS. 

Para donar y ayudar a salvar vidas tan sólo es necesario tener una edad comprendida entre 18 y 65 años (hasta los 60 años si es la primera vez que donas), pesar al menos 50 kg, y gozar de buena salud. El procedimiento, muy rápido y sencillo, arranca con un pequeño reconocimiento médico, tras el cual se pasa a la sala de extracción unos 10 minutos, y finalmente a la sala de refrigerio. Frente al posible miedo que puedan tener algunas personas, Miguel Ángel Barbero ha remarcado la seguridad y garantías en todo este proceso, con medidas frente a la COVID-19 que se suman a las ya habituales.

Para donar simplemente hay que acudir con mascarilla, los protocolos de seguridad siguen siendo los mismos de siempre, sumándose  a estos los implementados por la pandemia. Los espacios entre camillas están medidos para garantizar la distancia de seguridad, el lavado de manos del donante al acceder a las instalaciones y el uso de mascarilla (ellos tienen si se nos olvida o sino es la adecuada) garantizan una donación segura.

Miguel Ángel Barbero, coordinador del Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas de Cádiz