La Escuela de Artesanos de la Piel ha reanudado sus clases esta semana, después de que se viesen obligados a suspenderlas en marzo por la declaración del estado de alarma. El lunes abrió sus puertas con un taller de prevención de riesgos laborales enfocados en el coronavirus, y ya desde el martes 1 de septiembre se retomaron los cursos en el punto en que habían quedado. Así lo ha confirmado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique su director, Juan Enrique Gutiérrez.

El centro cerró sus puertas el 16 de marzo, continuando la actividad de forma telemática, si bien desde la fase dos abrió ya sus oficinas al público y diseñó un plan de contingencias con medidas preventivas. Se decidió no abrir antes para facilitar la conciliación familiar de muchos de sus alumnos y por prudencia frente al COVID-19, más aún cuando el mes de agosto suele cerrarse por vacaciones.

El Plan de Contingencias puesto en marcha  contempla una doble protección para los alumnos, con mascarillas y pantalla facial. Además, algunas medidas como la señalización ya se implementaron hace meses y se adquirió el material higiénico sanitario necesario (gel, mascarillas, guantes…) homologado, acompañado por un protocolo especial de limpieza e higienización. Los grupos no superan los 12 alumnos, con lo que la distancia está asegurada en salas de al menos 120 metros cuadrados de superficie.

Desde el martes han regresado los tres cursos que se estaban desarrollando cuando se produjo la suspensión de las clases. Un curso de pequeña marroquinería al que restaban dos meses, y dos cursos de maquinista con 2 y 6 meses aún para su finalización. Además, ya cuentan con inscritos suficientes para sendos cursos que arrancarán en diciembre y enero próximo, y se invita a informarse a aquellas otras personas que puedan estar interesadas.

Juan Enrique Gutiérrez, director de la Escuela de Artesanos de la Piel