Las viviendas unifamiliares y todos los usuarios con una antena individual sólo tendrán que proceder a la resintonización sin necesidad de realizar ningún tipo de adaptación. Ahora bien, en el caso de los edificios con antenas colectivas, deberán hacer modificaciones los que cuenten con centrales programables o cabeceras monocanales.

José Manuel Muñiz, secretario técnico de la Asociación de Telecomunicaciones de Andalucía