Mañana miércoles se procederá a la reapertura de la Ciudad Romana de Ocuri, retomándose las visitas guiadas con un aforo reducido de 15 personas por grupo. Después de más de cuatro meses cerrado, el espacio del yacimiento, así como el centro de recepción de visitantes y las zonas exteriores han tenido que acondicionarse con trabajos de limpieza y mejoras, y adaptarse a la nueva normativa de seguridad sanitaria ante la Covid-19. De los trabajos previos, de las medidas llevadas a cabo y de los procedimiento de reapertura hemos hablado hoy en La Mañana de Radio Ubrique con el delegado municipal de Turismo José Antonio Orellana, quien ha querido reconocer el esfuerzo realizado para activar un patrimonio natural e histórico único.

Los procedimientos de acceso al recinto y visita no difieren en esta nueva etapa, sí los aforos y el uso de mascarillas, por ejemplo. La puesta en valor como infraestructura turística del Yacimiento Arqueológico de Ocuri, primer yacimiento arqueológico de España que ostentaba la Q de Calidad Turística, permitía establecer un sistema de visitas guiadas previa cita telefónica, que es el proceder que se está utilizando en tiempos de coronavirus. De modo que las visitas guiadas serán de martes a viernes en tres turnos a las 9, 11 y 19 horas, los sábados y festivos se dará acceso a dos grupos a las 9 y las 11 de la mañana. El aforo se reducen a la mitad y pasa de 30 a 15 visitantes el cupo por turno. Los usuarios deberán cubrirse boca y nariz con mascarilla y mantener las distancias de seguridad, una condición que el yacimiento permite en todo su recorrido. Las reservas, como siempre se ha hecho, mediante el correo: reservasocuri@gmail.com o a través del teléfono 670 241 717.

Para la reapertura se han tenido que llevar a cabo trabajos de desbroce y limpieza vegetal, una actuación necesaria que después de cuatro meses sin intervenir, se ha realizado no sólo dentro del propio yacimiento, sino también en espacios exteriores, como la explanada habilitada para aparcamientos. Asimismo, se han sustituido las barandas de madera del recorrido que estaban deterioradas. Además de ha desinfectado en Centro de Recepción de Visitantes y se ha colocado la cartelería de uso de instalaciones ante el Covid-19, con las recomendaciones higiénicos sanitarias marcadas por las autoridades, así como hidrogeles.

José Antonio Orellana ha querido invitar a los ubriqueños a redescubrir Ocuri, destacando que en los últimos tiempos el yacimiento se ha convertido en uno de los principales reclamos para visitar turísticamente la localidad, en vez de ser un aliciente más. Este hecho lo demuestra las elevadas visitas recibidas en los últimos años, que al ser guiadas, permiten conocer las estructuras con la información y contextualización adecuada. Esta gestión del mantenimiento y conservación de Ocuri se organiza desde 2015 en una mesa de trabajo que vela por su preservación y gestión,  y que ha incorporado otros elementos como los productos de merchandising, que se pueden adquirir desde el pasado verano.

José Antonio Orellana, delegado municipal de Turismo en el Ayuntamiento de Ubrique