La Fundación López Mariscal 2015 sigue ampliando sus programas de ayuda, tanto las de carácter social como educativo. El pasado miércoles su sede acogía el inicio de las clases dentro del Programa de Refuerzo de Verano en el que se han inscrito un total de 70 alumnos de Primaria. Además, han diseñado el denominado Programa Calidad de Vida, que se suma a las ayudas sociales que vienen ofreciendo desde hace años, y que a partir de ahora incluirá también la aportación de material como camas articuladas o sillas de ruedas para las familias que lo necesiten, y el apoyo a la salud emocional y el bienestar social a través de la Asociación Sebital.

Esther Carrasco, colaboradora de la Fundación, nos destacaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique que el Programa Calidad de Vida se ha puesto en marcha una vez detectada la demanda existente en nuestra localidad, y que la concesión de las ayudas será determinada por una comisión integrada por sanitarios, en función a la necesidad acreditada por cada solicitante.

Entre las acciones previstas, mejorar las condiciones de vida de los beneficiados, que por enfermedad, accidente o discapacidad, se ven obligados a permanecer gran parte de su tiempo en una cama articulada, incorporar a la sociedad gracias a una silla de ruedas a personas con capacidades diferentes, para mejorar su calidad de vida y contribuir a su inclusión social, prestar servicios psicosociales solidarios, patrocinar actividades formativas para personas con diversidad multifuncional y sus familiares, y propiciar una vida más fácil a personas con necesidades y sin recursos, a las que las ayudas públicas no les llega.

Los beneficiarios podrán ser personas con discapacidad física, psíquica y/o sensorial, que por falta de recursos económicos, no pueden afrontar por sí solas las necesidades básicas, aquellas que necesitan material especializado para su vida diaria y esta ayuda no la recibe por la Seguridad Social (camas articuladas, sillas de ruedas eléctricas, colchón antiescaras o prótesis ortopédicas), personas que necesitan apoyo para mejorar su salud emocional y su bienestar mental, o familias sin recursos económicos que requieren de una ayuda puntual para llevar una vida más digna. Para poder acceder a este nuevo servicio solo tienen que llamar a la Fundación o escribir un correo electrónico, contando el tipo de ayuda que necesita y, una vez valorada la petición, se  dará respuesta.

En cuanto a sus programas educativos, este miércoles 1 de julio arrancó el Programa de Refuerzo de Verano con todo el alumnado que se inscribió en este programa durante el mes de junio. Estos jóvenes no son los que disfrutaban durante el curso académico 2019/2020 del PROGRAMA ADVANCE, sino que se ha ofertado a todo el alumnado de Primaria de Ubrique. En total, 70 niños y niñas recibirán clases de refuerzo de matemáticas, lengua e inglés por parte de tres profesionales de la docencia, organizados en grupos de 8 niños durante hora y media cada día.

Esther Carrasco, colaboradora de la Fundación López Mariscal