Con su aportación han logrado comprar 35 lotes de alimentos que destinarán a Caritas Ubrique. Los han adquirido además en tiendas de barrio para apoyar al comercio local.

El grupo de vendedores y los directivos de la ONCE de Ubrique se ha movilizado para ayudar a las familias sin ingresos. A pesar de que se encuentran también en una situación de incertidumbre acogidos a un ERTE y que algunos ni siquiera han empezado a cobrar, han querido colaborar en la medida de sus posibilidades. Los 30 vendedores y los directivos han realizado una aportación económica voluntaria para crear un fondo común que ha permitido la compra de 35 lotes de alimentos que destinarán a Caritas, adquiridos además en tiendas de barrio para apoyar al comercio local. Así nos los explicaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique uno de los impulsores de esta idea, Pepe Reguera, quien ha subrayado la intención de agradecer así también a Ubrique su colaboración diaria con la ONCE.

Todo un ejemplo de solidaridad, con el que se suman a las iniciativas impulsadas también por los trabajadores de la ONCE en otros lugares de la comarca de la Sierra, como Prado del Rey, Villamartín, Olvera, Ronda o Jerez. Pepe Reguera ha destacado además la colaboración del Ayuntamiento de Ubrique, con el que contactaron desde el primer momento para conocer la mejor forma de hacer llegar su ayuda a las familias necesitadas. El lunes recogerán los alimentos en las distintas tiendas ubriqueñas. Desde el Consistorio se les facilitará un local y cajas de cartón para organizar los 35 lotes, que posteriormente entregarán a Caritas Ubrique. De cara al futuro no cierran la puerta a seguir poniendo en marcha nuevas iniciativas para continuar ayudando en la medida de sus posibilidades.

Pepe Reguera, vendedor de la ONCE en Ubrique