El Ayuntamiento ha procedido a sellar los 21 contenedores. Desde la ONG se alerta de que, con la buena intención de aportar, se puede crear un problema de salubridad. Hasta próximo aviso, los contenedores quedaron fuera de uso en el inicio del estado de alarma, y su sede cerrada.

Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, el responsable del centro colaborador de Madre Coraje en nuestra localidad, Juan Chacón, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que deje de llevar ropa o aceite a los contenedores o la sede de la ONG, que están colapsados y fuera de servicio desde que comenzara el confinamiento. Según ha destacado, agradece la buena voluntad, pero se está convirtiendo en un problema, puesto que nadie va a recoger esas donaciones, lo que genera malestar entre los vecinos y problemas de limpieza e higiene viaria.

Madre Coraje se ha acogido a un ERTE para sus trabajadores asalariados durante este período en el que tampoco les está permitido desplazarse para realizar esta labor.

A pesar de que los contenedores estaban ya llenos, algunas personas fueron dejando más bolsas de ropa, que posteriormente retiraron los servicios de limpieza. Algo similar llegó a ocurrir en la sede de la ONG en la calle Nuestra Señora del Carmen. Juan Chacón se ha dirigido a todos aquellos que están aprovechando estos días para hacer limpieza de armarios para que guarden la ropa hasta que se reanude la recogida solidaria. Además, los contenedores ya han sido sellados por la Delegación Municipal de Limpieza Viaria, incluyendo carteles informativos. En total, en Ubrique son 12 contenedores de ropa y 9 de aceite.

Juan Chacón, responsable del centro colaborador de Madre Coraje en Ubrique