Hoy viernes y durante el fin de semana se intensificarán los controles, sobre todo en los accesos a la localidad. Durante los últimos días la Policía Local a penas ha tenido que imponer una decena de denuncias.

El jefe de la Policía Local de Ubrique, José Benítez Salguero, ha vuelto a destacar la concienciación generalizada de los ubriqueños en el cumplimiento de la cuarentena a causa de las crisis sanitaria del COVID-19. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique informaba de que durante la última semana a penas se han registrado nueve denuncias, frente a las 35 impuestas en los días precedentes, por lo que el total a día de hoy asciende a 44. Según ha explicado, el aumento de las restricciones desde el pasado lunes, con el cese de todas las actividades económicas excepto las esenciales, se ha dejado notar con una menor circulación por la vía pública de peatones y vehículos. De cara al inicio del fin de semana, que además coincide con lo que hubiese supuesto el arranque de la operación salida de la Semana Santa, recordó que se van a intensificar los controles sobre todo en los accesos a la localidad, tal y como se está haciendo en toda la geografía nacional para impedir traslados injustificados como la visita a segundas residencias.

En relación a las denuncias por delitos ordinarios, José Benítez, ha precisado además que Ubrique desde que comenzara el estado de alarma Ubrique registra un 99,9% de descenso. En este sentido, quiso aclarar un episodio ocurrido días atrás, por el que según las pesquisas realizadas, dos mujeres indigentes que no tienen lugar donde vivir golpearon la puerta de una vivienda por equivocación, con la intención de ocuparla, ya que creían que estaba deshabitada, sin que su objetivo al parecer fuese el de robar. Fueron identificadas, se procedió a su denuncia, y se informó a los propietarios que si querían denunciar daños ocasionados debían hacerlo ante la Guardia Civil. En el conjunto de la cuarentena,  sólo se ha producido una detención por pequeño robo de alimentos en los primeros días, tras la cual no existen más denuncias.

José Benítez, jefe de la Policía Local