El último fallecimiento con sospecha de coronavirus se ha producido esta mañana. Hasta el momento no existe decisión de intervenir la Residencia por parte de la Junta de Andalucía, que ha reforzado hoy el personal con el envío de 5 enfermeros.

Desde la Dirección de la Residencia Nuestra Señora de los Remedios se ha confirmado a Radio Ubrique el fallecimiento de una residente en la mañana de este jueves, con sospechas de coronavirus, con lo que son ya al menos tres las personas fallecidas en los últimos días por «posible COVID-19», tal y como recogen los certificados de defunción. Además, ayer por la tarde debían realizarse 3 nuevos traslados al Hospital de Villamartín, de los que finalmente una persona regresaba a medianoche tras valorar su estado de salud. Con estos últimos datos, son ya 10 los residentes ingresados, de los que 7 casos han sido confirmados como positivos y tres están a la espera del resultado. Un usuario más tuvo también traslado hospitalario a causa de un traumatismo craneal. Por el momento, según ha informado la Hermana María José, no existe decisión de intervenir la residencia por parte de la Junta de Andalucía, que ha reforzado el personal existente con el envío de 5 enfermeros en la jornada de hoy.

La dirección del centro asegura estar en contacto permanente con la Junta, a través de la directora y la enfermera de enlace del Centro de Salud, así como con el Ayuntamiento y la inspección sanitaria. Manifiestan que hasta ahora no se les ha comunicado que vayan a enviar a algún representante autonómico para coordinar en el centro, sino que se sigue optando por el refuerzo de personal y el protocolo de medidas que van indicando las autoridades sanitarias, apoyando según las necesidades. En este sentido agradeció la aportación de trabajadores de la Fundación López Mariscal, y precisó que desde la residencia continuarán haciendo nuevas incorporaciones para suplir los perfiles de las bajas laborales que han tenido.

En relación a la posibilidad de que se hagan test a todos los residentes y el personal, aseguró que vienen solicitándolo, pero que hasta el momento no han obtenido una respuesta positiva. Por último, la Hermana María José ha querido lanzar un mensaje de serenidad, asegurando que están haciendo todo lo que está en sus manos «al 1.000 por 1.000», con turnos de 12 horas en muchos casos, y siguiendo las indicaciones que les trasladan desde Salud.

Hermana María José, integrante Dirección de la Residencia