Según la Hermana Antonia, hasta el momento se registran 6 casos confirmados de coronavirus en la Residencia. De los 68 usuarios, tres casos confirmados están ya ingresados en Villamartín, y otras tres personas aisladas en el centro presentan décimas o fiebre. Con respecto al personal, de un total de 17 trabajadores de baja, tres han dado positivo mientras otros están a la espera del resultado del test.

La dirección de la Residencia Nuestra Señora de los Remedios ha informado hoy públicamente en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique sobre la situación en que se encuentran sus usuarios, después de los casos de coronavirus detectados durante los últimos días. La Hermana Antonia, subdirectora e integrante de la Congregación del Rebaño de María que gestiona el centro, ha asegurado que «desde el primer momento se está ofreciendo información a los familiares», pidiendo comprensión ante la saturación que registra el centro por la falta de personal. En este sentido, ha querido agradecer la aportación de personal por parte de la Fundación López Mariscal, que ha enviado 4 limpiadoras, 2 enfermeras, 8 auxiliares y 1 persona para lavandería, con contrato indefinido para el tiempo que sean necesarios, y ha confirmado que a pesar de lo anunciado en los medios de comunicación no ha llegado ninguna contratación desde la Junta de Andalucía.

En relación al estado de los residentes, desde la dirección aseguran que la situación ahora mismo es «estable», aunque matizando que debido a las características del coronavirus puede ser cambiante. A mediodía de este lunes informan que el número de usuarios contagiados seguía siendo de tres, que se encuentran ingresados en el Hospital de Villamartín. De los residentes aislados en sus habitaciones, uno presenta fiebre, mientras que otras dos personas tendrían décimas. En el caso del personal, de los 40 trabajadores en plantilla, 17 están dados de baja, habiéndose diagnosticado hasta el momento un total de 3 positivos. A otros  dos empleados se le habría hecho el test dando negativo, pero sin fiabilidad, y se estaría a la espera de más resultados.

Ante las acusaciones de los familiares de falta de trasparencia, la Hermana Antonia ha manifestado que vienen ofreciéndoles información cada día, «pero no podemos dejar de atender a los usuarios para responder a las familias». Asegura que se barajó la posibilidad de videollamadas con los usuarios, pero que la carga de trabajo y las medidas de prevención lo hacen inviable. Por ello, piden comprensión ante la saturación que han vivido estos días, y garantiza que están dando el «1.000 por 1.000» para sacar adelante la actual situación. Las nuevas incorporaciones de personal se suman a los 17 trabajadores que continuaban, hasta completar en la actualidad una treintena de personas en plantilla, que deben repartirse en tres turnos.

La dirección de la Residencia niega también haber reaccionado de forma tardía, y recuerda que desde antes de la entrada en vigor del estado de alarma ya se habían seguido las recomendaciones de las autoridades sanitarias y el cierre del centro a visitas. Sobre la ausencia de material de protección para los trabajadores, señaló que han sufrido la misma situación que en los centros sanitarios, llegando a cuentagotas y de forma insuficiente. Los EPI de la Junta de Andalucía llegaron el pasado sábado. Por todo ello, agradeció los envíos de mascarillas realizados por distintos fabricantes de la piel.

Hermana Antonia, subdirectora del centro, integrante de la Congregación del Rebaño de María