Un vídeo de agradecimiento de un camionero ubriqueño se ha hecho viral en redes. Kisko Lamela Castaño cubre cada noche la ruta Jerez-Sevilla-Granada transportando carga para el sector de alimentación, y al igual que al resto de camioneros la situación de alerta lo ha dejado en una situación de desamparo. Sin bares, ni restaurantes de carretera en los que descansar comer o asearse, sin poder acceder en muchos casos al interior de los centros logísticos de carga y descarga, para evitar el riesgo de contagio y con la única compañía de su camión, donde Kisko hace vida de lunes a sábado. De ahí la emoción tan intensa de agradecimiento que vivió el ubriqueño cuando en la madrugada del lunes se encontró con que los propietarios de la estación de servicios El Hacho, situada en la A-92 a la altura de Estepa, habían habilitado un espacio de abastecimiento para los que como él, cada noche pasan horas y horas en la carretera. Un lugar para poder tomar algo caliente, un refrigerio y todo totalmente gratis. El vídeo de agradecimiento que grabó y un amigo subió a redes, ya ha sido visto por más de un millón de personas, con repercusión en medios nacionales.

Hoy en La Mañana de Radio Ubrique hemos hablado con Kisko, quien nos ha explicado las dificultades de un trabajo que si antes era básico ahora es de primera necesidad, ya que gracias a su labor se abastecen los supermercados de toda España y por ende nuestros hogares. Después de más de una década de experiencia en el sector del transporte, Kisko se ha encontrado con una situación que nunca antes había vivido, carreteras casi vacías con poco tráfico y ausencia de un espacio donde realizar sus necesidades más básicas. Ahora ya  todo los camioneros conocen que con El Hacho están un poco menos desamparados, por eso a su paso hacen sonar sus bocinas. Es el agradecimiento de un sector a un gesto solidario

Kisko Lamela Castaño