Siguiendo con la línea que está marcando este mes de febrero, y coincidiendo con el buen tiempo y la mayor afluencia de personas en la Sierra, el Grupo del Rescate en Montaña con sede en Ubrique volvió a ser requerido este fin de semana. Tanto el sábado como el domingo para operativos de distintas características. En el primero de los casos, un hombre debió ser trasladado al sufrir una caída en una zona cercana al nacimiento del arroyo Garciago, mientras que ayer fue un grupo de jóvenes el que dio la voz de alarma tras perderse durante una ruta en la Sierra de La Silla. El jefe y portavoz del GRM, Carlos Chacón, nos informaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique.

El sábado el GRM era activado desde el 085 en torno a las 12,00 del mediodía para el rescate de una persona que había sufrido una caída, en una zona próxima al nacimiento del arroyo Garciago. Se trataba de un vecino de Ubrique de 64 años, que presentaba una posible fractura de cadera al caerse cuando regresaba de recoger espárragos por la zona.

La llamada de auxilio la realizó otra persona que escuchó gritos pidiendo ayuda. Teniendo en cuenta la importancia de la lesión, se solicitó la presencia del DCCU de Ubrique, que inmovilizó al herido con un colchón de vacío, siendo trasladado en camilla de montaña por bomberos del GRM hasta la zona recreativa de los Veinte Pilares. Participaron 7 bomberos del GRM, Guardia Civil y servicios sanitarios de Ubrique.

Ya el domingo a las 18,00 horas eran requeridos para localizar y acompañar a cuatro senderistas sevillanos, con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años, que habían quedado bloqueados en la ladera norte de la Sierra de La Silla (Benaocaz). Según indicaron ellos mismos, cuando volvían del pico del Adrión se desorientaron y quedaron atrapados en un gran pendiente entre abundante vegetación. Sobre las 18,30 horas cuatro bomberos del GRM iniciaron la subida desde el Higuerón, para llegar hasta la cumbre y descender la ladera hasta contactar sobre las 20,15 horas.

Ninguno de los senderistas conocía la zona, se guiaron por información y fotografías de una web, sin seguir un track de la ruta ni portar GPS. Después de hidratarles, facilitarles iluminación y alimentación energética para recuperarse del agotamiento, les acompañaron hasta la base del pico Adrión y desde allí hasta el aula de la naturaleza del Higuerón. El servicio terminó a las 23,37 horas con con el regreso de los bomberos al parque de Ubrique.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del GRM