La Policía Local de Ubrique lograba desarmar a un joven de 25 años que irrumpía en la jefatura portando un rifle de airsoft. Los hechos ocurrían en la noche del pasado sábado en torno a las 22:36 horas, tal y como recoge las imágenes grabadas por la cámara de seguridad del exterior de la sede de la Policía Local de Ubrique. Los cuatro agentes que se encontraban en las dependencias se hallaron con una situación de gravedad al ser este tipo de armas muy parecidas a las reales. La mampara protectora instalada en el interior de la jefatura y el temple de los agentes fueron determinantes convenciendo y tranquilizando al atacante de tal manera que en un descuido, pudo ser reducido y despojado de su arma, percatándose los agentes en ese momento que era de simulación.

Los hechos nos los ha relatado el delegado municipal de Policía Local en el Ayuntamiento de Ubrique, José Antonio Herrera Medrano en La Mañana de Radio Ubrique, felicitando y agradeciendo públicamente a los agentes que intervinieron en el suceso y a la plantilla en general la labor desempeñada en el municipio.

En el vídeo captado por la cámara se puede observar al joven acudir andando, acercándose por la acera de la sede de la Policía Local con el fúsil en una mano, hablando por un teléfono móvil y portando un cigarrillo, en la otra. Tras detenerse en la entrada, apagar el móvil y tirar el cigarro se introduce en la jefatura de la Policía Local.  El hombre que responde a las iniciales J.L.D.C., residente en Ubrique, tras pasar a disposición judicial, ha sido imputado por presunto delito de atentado contra la autoridad, encontrándose en libertad con cargos.

Para Herrera Medrano las causas que propiciaron el hecho son irrelevantes, lo importante es que se ha puesto en peligro a personas, ya que la situación pudo resolverse de manera más drástica. Y es que desde el Ministerio de Interior se recuerda a las fuerzas de seguridad que en la actualidad y según el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista nos encontramos en un nivel 4 de alto riesgo y por tanto se debe actuar en consecuencia según la amenaza. El tipo de arma que portaba el asaltante, si bien son de carácter lúdico deportivo, requieren tarjeta de tenencia y autorización de uso y en apariencia y sobre todo desde lejos, son muy similares a las reales.

La Policía Local de Ubrique se convirtió hace un par de semanas en noticia trascendiendo de lo local, al atender con éxito a vecino de 73 años de edad, que había entrado en parada cardiorrespiratoria tras caer desplomado en un bar muy próximo a la Jefatura. En este momento los agentes lograron reanimarlo, gracias al desfibrilador instalado en el coche patrulla dentro del programa “Ubrique, Municipio cardioprotegido”, del que forman parte. Según el Responsable de la Policía Local, en Ubrique «tenemos unos buenos profesionales a los que se les está dotando del material necesario y a los que se están formando». Una policía de proximidad o «de cabecera» como la denomina Herrera Medrano, cercana al ciudadano y presta actuar en casos de necesidad.

José Antonio Herrera Medrano, concejal de la Policía Local de Ubrique