UGT precisa que sólo están a la espera de confirmación de fecha con la patronal. Por ello, el sindicato tiene previsto celebrar en los próximos días una asamblea de trabajadores para debatir sus propuestas.

El proceso de negociación para acordar un nuevo Convenio Colectivo de la Piel echará a andar a principios del próximo mes de febrero. Así nos lo anticipaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el  secretario general de FICA-UGT en Cádiz, Antonio Montoro, señalando que, tras los contacftos previos, están sólo a la espera de que la Asociación de Empresarios de la Piel (Asopiel) les confirme fecha concreta. El actual Convenio Colectivo Provincial de Piel-Marroquinería quedó prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2019, si bien el pasado mes de septiembre UGT decidió denunciarlo por considerarlo «obsoleto» e impulsar así la elaboración de un nuevo documento.

Montoro ha explicado que desde UGT inician este proceso negociador con los objetivos de «la creación de empleo de calidad y estabilidad en el sector», por lo que su intención es rubricar un convenio de 3 años, aunque con la posibilidad de llegar hasta 4 años de vigencia si se alcanza un buen acuerdo para todas las partes, que garanticen la «paz social» en un amplio período de tiempo. En este sentido ha mostrado su confianza en la «buena voluntad de todas las partes» para llegar a un consenso a través de una negociación corta.

Antes de sentarse en ese primer encuentro con los empresarios, UGT celebrará una asamblea de trabajadores antes de que finalice este mes de enero, según nos anunciaba Montoro, con el objetivo de que los marroquineros analicen la plataforma de propuestas que han venido elaborando en estos meses los delegados sindicales. Aunque no ha querido desvelar su contenido hasta que no se presente ante la asamblea, Montoro reconoció que entre otros temas, se aborda la aclaración de los permisos de los marroquineros, y un repunte salarial. A partir de ahí, trasladarán además este documento al sindicato CC.OO para unificar la postura sindical que plantearán a la patronal.

El actual Convenio Colectivo data de 2016

El Convenio Colectivo Provincial de Piel-Marroquinería, vigente aún en la actualidad hasta la firma de un nuevo documento, quedó prorrogado en 2018 por un año y su vigencia expiraba el 31 de diciembre de 2019. Fue firmado en su momento para el período de 2016 a 2018, estableciendo subidas salariales del 1% en el 2016 y del 1,2% las dos siguientes anualidadesy vacaciones durante 22 días laborables (en vez de los 30 naturales existentes con anterioridad).

El acuerdo eliminó del convenio la modalidad de trabajo a domicilio, para no dar cobertura a una actividad en la que realmente se desconocen las condiciones de esos lugares de trabajo. Además, se incrementó la prima del seguro de vida para los marroquineros, lo que se hizo efectivo desde el 1 de enero de 2017, con una actualización y mejora de las cuantías para los beneficiarios. También se introdujo como nuevo artículo en el Convenio la obligación de dotar a los trabajadores de sus correspondientes herramientas y ropa de trabajo, que en este último caso deberá renovarse cada seis meses. Por último, el articulo de licencias y permisos se actualizó para dar cobertura con los mismos derechos a las parejas de hecho. Lo mismo ocurre con los artículos relacionados con la jubilación anticipada y con los contratos formativos, que se adaptaron a la legislación vigente.

Tras las negociaciones del convenio, se recogió la necesidad de crear una mesa de seguimiento de la contratación, que sin embargo no se ha reunido durante todo este tiempo para abordar dicha problemática en relación a la temporalidad.

Antonio Montoro, secretario general de FICA-UGT en Cádiz