La Policía de Ubrique  forma parte del programa “Ubrique, Municipio cardioprotegido”, y cuando las circunstancias lo requieren da uso del desfibrilador instalado en el coche patrulla desde octubre de 2017. Gracias a la acción de los agentes ya se han atendido con éxito a distintos vecinos de la localidad. La última intervención tenía lugar este miércoles con el auxilio a vecino de 73 años de edad, que había entrado en parada cardiorrespiratoria tras caer desplomado en un bar muy próximo a la Jefatura  y al que lograron reanimar, siendo atendido posteriormente por los servicios sanitarios de Ubrique.

La Policía Local y el resto de fuerzas de seguridad de Ubrique forman parte del programa de formación básica en Reanimación Cardio Pulmonar emprendido en los últimos años por la delegación de Salud del Ayuntamiento de Ubrique a través del Proyecto «Tus manos salvan vidas». En total son 1.500 personas las que han recibido esta formación ofrecida de forma gratuita por el Ayuntamiento de Ubrique, en colaboración con el personal sanitario y la Escuela de Salud.

Así nos lo ha explicado hoy la delegada municipal de Deportes, Salud y Consumo, Virginia Bazán quien destacaba que esta línea se completa con la dotación de material específico en lugares estratégicos del municipio. Bazán valora la colocación del desfibrilador en el vehículo de la Policía como un acierto, por la capacidad de respuesta inmediata de este cuerpo de seguridad, a quien la ciudadanía tiene la costumbre de avisar antes que al 061. De hecho según nos indicaba la responsable municipal, este instrumento se puede usar unas dos veces al mes, dando un recurso a los agentes ante la espera de los servicios sanitarios. Los agentes de la Policía cuentan por tanto con el carnet de manipulador del desfibrilador además de la formación en RCP.

Además del desfibrilador del coche patrulla, la delegación de Salud ha dotado de desfibriladores las instalaciones deportivas, en concreto podemos encontrarlos en el Antonio Bardadillo y la Piscina Cubierta y ya está previsto la adquisición de un nuevo dispositivo que se situaría en las Pistas de Atletismo. Igualmente y como es lógico, existen otros dos en el Centro de Salud y en dos de las tres ambulancias que prestan servicio en Ubrique.

Para Bazán esta formación es elemental, por ello se ha venido ofreciendo a los centros educativos de Ubrique. El taller más reciente ha sido en el IES Las Cumbres y en breve se llevará a cabo con los alumnos de 6º curso de otro centro educativo.

Difundir la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP), entre la población es de suma importancia y así se recoge en las líneas de actuación que se están planificando en el Plan Local de Salud, un documento que verá la luz en breve y que diseña, tras previo diagnóstico, el plan de acción con actuaciones de prevención y promoción en materia de salud.

El Plan Local de Salud es el resultado de  la adhesión de Ubrique a la red RELAS, Red Local de Acción en Salud y se concibe como herramienta para planificar las actuaciones en Salud del municipio en colaboración con los colectivos locales y las entidades relacionadas con dicho ámbito. Comenzó a trabajarse en 2016 y la experiencia de Ubrique ha sido compartida en otras poblaciones que inician ahora sus planes, como Olvera y Villamartín.

Con respecto a la delegación de Deportes, Virginia Bazán se ha referido a las obras de mejoras y mantenimiento realizadas durante las navidades en la piscina cubierta, que debido a su envergadura han obligado a cerrar las instalaciones durante una semana. Según Bazán los cambios en la maquinaria se hacían necesarios tras 14 años de desgaste, el tiempo que lleva la piscina en funcionamiento.

Por último ha valorado las iniciativas navideñas impulsadas por el PMD, entre estas las jornadas de puertas abiertas llevadas a cabo en navidad y la campaña solidaria ‘El Carro de la Escuela’ con la recogida de alimentos en el edificio administrativo de la piscina climatizada. Del mismo modo, avanzaba que en el mes de febrero se podría desarrollar el Día del Deporte Adaptado, programado en diciembre y aplazado por las lluvias.

Virginia Bazán, concejala de Deportes, Salud y Consumo