La obediencia significa acatar las normas, en el caso de los niños es además un comportamiento que les permite ser seres más sociables, sin embargo, hay que entender que niños y desobediencia van unidos, ya que la búsqueda de su propia identidad y autonomía les lleva a cuestionar la autoridad de los padres y a hacer caso omiso a unas normas que viven como imposiciones.

De los niños desobedientes, de las causas que motivan el incumplimiento de las normas y de los errores que cometemos los padres, hemos hablado hoy en la Consulta de Psicología Infantil y Juvenil con la psicoterapeuta y pedagoga, Lourdes Castro, quien nos ha recomendado una serie de pautas para trabajar en casa.

Para Castro la clave de la obediencia es la autoridad, entendida esta como una autoridad positiva, que se genera desde el respecto que incorpora un componente de admiración y no de imposición. Como se suele decir la virtud está en el término medio, por lo que debemos evitar los autoritarismos y también la permisividad. Poner límites, ser firmes en muestras decisiones, dar instrucciones concretas y tener paciencia para ver como las ponen en marcha, son algunas de las pautas a tener en cuenta. En resumen grandes dosis de amor y sentido común para aplicar las técnicas adecuadas en los momentos idóneos.

Consulta Psicología Infantil y Juvenil