Las actuaciones para la prevención del riesgo de inundaciones en el Coto Mulera pasaría por el derribo del puente de los Cuatro Ojos, la construcción de un nuevo puente y la intervención en el cauce del río, con su ampliación, unos 500 metros antes y después del puente, la retirada del montículo de tierra localizado en esta zona que frena el caudal y el levantamiento de escolleras. Así lo recoge el proyecto técnico elaborado por el Ayuntamiento de Ubrique, presentado a los vecinos afectados el pasado mes de mayo y llevado el pasado lunes a la Diputación de Cádiz en la búsqueda de recursos para su ejecución. El montante ascendería a poco más de un millón de euros (1.030.000 euros). Hoy en La Mañana de Radio Ubrique, la alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez nos ha explicado cuales serían las actuaciones a llevar a cabo y las posibles líneas de financiación, al tiempo que contextualizaba el proceso llevado a cabo hasta el momento.

La problemática de los 46 vecinos de Coto Mulera, sin licencia de habitabilidad por la inundabilidad de la zona, se remonta a unas dos décadas atrás, cuando la antigua Prouvisa como promotora y la antigua Ciucu como constructora, levantaban las viviendas en zona de policía del río. A la falta de licencia como uno de los asuntos a resolver se unen los de mayor calado, es decir, la probabilidad de que se vean afectados por la avenida por periodo de retorno de 500 años, así como las posibles inundaciones que causan las lluvias ordinarias.

A lo largo de este tiempo se han abordado las posibles soluciones, pero fue en la anterior legislatura cuando desde el Ayuntamiento con recursos propios y un coste de 10 mil euros se elabora un proyecto técnico que diagnosticaba la situación, valorando los escenarios posibles y planteando tres opciones de acción. Todas ellas pasan por actuar en el puente de los Cuatro Ojos. Y eso es por tanto, lo que se pretende hacer.

Para ello hay que afrontar el elevado coste e implicar a las administraciones provinciales y regionales. Y es que el problema de Coto Mulera no es nuevo ni está exento de complejidad. De hecho la urbanización requiere varias soluciones que, por cuestiones de competencia, deben resolver diferentes administraciones públicas. Al respecto el Ayuntamiento de Ubrique  se reunía el pasado lunes con la Diputación, responsable de la carretera provincial CA-8105, que es la vía que circunda la urbanización Coto Mulera y llega hasta la cola del embalse de Los Hurones y donde está los Cuatro Ojos. La sustitución del puente por parte de Diputación permitiría además mejorar las condiciones de tráfico y afianzar la seguridad del tránsito peatonal. Esta intervención se calcula podría llevarse la mitad del presupuesto del proyecto, es decir unos 500 mil euros.

Por otro lado, desde el Ayuntamiento se ha solicitado formalmente una reunión con la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Cádiz para abordar las cuestiones derivadas del dominio hidráulico y el cauce del arroyo de Garganta Barrida, que completarían las intervenciones recogidas en el proyecto contra inundaciones del Coto Mulera.

Los encuentros, tanto el mantenido con la Diputación Provincial como el pendiente con la delegación de la Junta de Andalucía, llegan en este momento que es cuando las administraciones trabajan en los Presupuestos 2020, con la esperanza  de que estas actuaciones sean incluidas en las estimaciones económicas formuladas por ambos gobiernos.

Con respecto a la Diputación se pretende implicar a las diferentes áreas, pero principalmente al área de Cooperación y Asistencia a Municipios, cuyo titular Javier Pizarro, estuvo abierto a las propuesta planteadas. También  participaban en el encuentro mantenido el pasado lunes con la alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, el vicepresidente segundo y responsable del área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, Mario Fernández, Manuel Ángel Chacón, diputado del área de Desarrollo Local y concejal delegado de Urbanismo en el Ayuntamiento de Ubrique, así como  la vicepresidenta del IEDT de Diputación, Ana Carrera.

Precisamente al IEDT corresponde la subvención de 130 mil euros para la modernización de espacios productivos que pendiente de resolver, permitiría en Ubrique ordenar el vial de acceso a los polígonos y liberar espacios para aparcamientos. Mientras y ante el inicio de los trabajos de Redexis Gas en la parcela que hasta ahora se dedicaba a estacionamientos (ubicada en el solar utilizado para aparcamientos junto a la empresa marroquinera Dimopel), se están realizando obras de adecuación de zonas aledañas para posibilitar nuevas plazas de aparcamiento, que restituyan las que se perderán con la instalación de la planta de gas licuado.

Isabel Gómez, Alcaldesa de Ubrique