Esta vez sí, el tiempo respetó, y la procesión del Voto hecho en 1855 pudo celebrarse sin sobresaltos meteorológicos, aunque es cierto que las previsiones volvieron a generar incertidumbre hasta el último momento. Después de la celeridad con que debió desarrollarse el recorrido en el Día de la Patrona, ayer domingo los integrantes de la Hermandad de Nuestra Señora de los Remedios y el numeroso público asistente pudieron disfrutar del regreso de la imagen a su templo, el Convento de Capuchinos.

Así nos lo explicaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique su hermano mayor, Aurelio López, quien ha querido agradecer un año más la colaboración de las entidades, colectivos, y los particulares que hacen posible la celebración de cultos en honor a la Patrona de Ubrique.

Desde hace años el recorrido procesional del Voto hecho en 1855 cuenta con una creciente afluencia de personas en la despedida de la Patrona de las calles ubriqueñas hasta el año siguiente, algo que se vio intensificado más si cabe en esta ocasión, después de que el desfile del 8 de septiembre se viese deslucido por la presencia de la lluvia en los últimos instantes y la celeridad con que debió desarrollarse para evitarla en su tramo final.

En los próximos días, como es habitual, se reunirá la Junta de Gobierno de la Hermandad para hacer balance de esta edición de los cultos en honor a la Patrona. En 2020, año bisiesto, el 8 de septiembre caerá en martes, por lo que la Feria de Ubrique (del 9 al 12 de septiembre) se iniciará esa misma medianoche, y la procesión del Voto tendrá lugar el domingo 13.

Aurelio López, hermano mayor de la Hermandad Nuestra Señora de Los Remedios