El pasado domingo la procesión de la Patrona de Ubrique, la Virgen de los Remedios, debió desarrollarse con mayor celeridad de lo habitual por la aparición de la lluvia. El inicio se anticipó unos minutos hasta las 19,00 horas precisamente por las previsiones meteorológicas que llegaban a la Hermandad. A lo largo del recorrido estas predicciones fueron variando, anunciando una mayor proximidad de precipitaciones, por lo que se optó por completar el recorrido acelerando la marcha sobre todo en su parte final, para llegar a su templo en torno a las 21,30 horas.

Así nos lo relataba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el hermano mayor, Aurelio López, agradeciendo la colaboración de todas las personas que se dieron cita en el recorrido para dejar paso en ese tramo final ante el riesgo de lluvias. Según explicó, es la primera vez en la historia que se vive una situación similar. Otras veces sí se llegó a suspender la salida o modificar el recorrido por la lluvia, pero tener que desarrollarla con tal celeridad. La imagen debió entrar sin que se interpretase el himno de España y la salve se cantó ya en el interior de la Parroquia. Todo ello posibilitó que a penas se viese afectada por la lluvia, y que no se haya visto afectado ningún elemento de todo el patrimonio que moviliza la procesión.

El próximo domingo día 15 tendrá lugar ya la procesión con motivo de la festividad del voto realizado en 1855, que supondrá el regreso de la imagen a su templo, tras la misa de las 7 de la tarde.

Aurelio López, hermano mayor de la Hermandad Nuestra Señora de Los Remedios