Se cumplen cincuenta años de Stonewal, la revuelta que se inició la madrugada del 28 de junio de 1969 en un bar situado en el barrio de Greenwich Village de Nueva York y que desembocaría en el Día del Orgullo LGTBI+, que se conmemora en este viernes. Desde La Mañana de Radio Ubrique no hemos querido dejar pasar la efémerides y hemos conversado con el presidente de AVANZA LGTBI, Alejandro Sañudo.

El  Orgullo es la libertad plena de mostrarse como uno quiere, eso es lo que primará durante hoy y el fin de semana en los diferentes actos convocados y así lo entiende Sañudo, para quien «la manifestación de estos días en la calle es festiva, pero también representa el trabajo de fondo realizado durante todo el año», se sale a la calle y se refuerza el concepto de grupo.

Los frutos de ese trabajo en el ámbito de la concienciación, han dejado por ejemplo  la colocación de la bandera en espacios institucionales. El pasado 24 de junio se colocaba por primera vez la bandera Arco Iris en el balcón de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, con la que se insta al Gobierno a continuar con su labor de sensibilización y compromiso a la hora de proteger los derechos LGTBI, y garantizar la convivencia y la libertad. A esta acción también se ha sumado la Delegación del Gobierno en Andalucía, con la colocación de la bandera en su sede de la Plaza España (Sevilla). Para Sañudo, «poner una bandera es un acto muy simple, pero hay que posicionarse».

Con respecto al respaldo institucional en Ubrique, desde Avanza se muestran satisfechos, ya que como indica su presidente «contamos con 17 aliados en el Ayuntamiento», independientemente de su color político. Un respaldo que se traslada a la realidad social, ejemplos como la escalera de la diversidad o las gradas del CEIP Ramón Crossa lo ratifican.

Alejandro Sañudo presidente de AVANZA LGTBI