El pasado 10 de abril tenía lugar el primer encuentro entre los sindicatos UGT y CCOO, y  la nueva Asociación de Empresarios de la Piel (Asopiel), para comenzar el camino de la negociación del próximo Convenio Colectivo Provincial de Piel-Marroquinería, prorrogado por un año y cuya vigencia expira el 31 de diciembre de este 2019. Celebrado en la sede de la Fundación Movex, sirvió para sentar las bases del calendario de contactos, que se prevé que prosigan con una próxima reunión antes del 15 de junio. Así lo avanzaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el secretario general de FICA-UGT, Antonio Montoro, explicando que previamente han organizado una asamblea de trabajadores el 6 de junio, que abren a la participación de todo el sector. Será tras la jornada laboral, en torno a las 19,30 horas también en Movex.

Antonio Montoro ha asegurado que vienen trabajando en la propuesta de nuevo Convenio Colectivo, del que  cuentan ya con la redacción del marco más jurídico y formal. En los próximos días mantendrán encuentros con los delegados sindicales para que aporten sus peticiones en torno a temas más concretos, como puedan ser los permisos laborales, retribuciones salariales, contratación, o jornada laboral, entre otros. Según explicó, todo ello se consensuará posteriormente con CC.OO para, como es habitual, hacer un planteamiento común ante la patronal en la mesa de negociación.

UGT pretende aumentar la representación de los trabajadores en las empresas, por lo que en los próximos días llevarán a cabo elecciones para delegados sindicales en dos fábricas más, y seguirán en esta línea con el objetivo de contar con entre 30 y 40 delegados a final de año, con lo que «conoceremos mejor la realidad de los marroquineros en más empresas, y habrá más fábricas representadas en la negociación».

A todo ello, Antonio Montoro añadió la próxima apertura de una nueva sede de UGT en Ubrique, tras un largo período sin presencia física de los sindicatos en nuestra localidad. Según explicó, será un punto de encuentro de los propios delegados sindicales, que serán quienes mantengan abierto el local. Se le dotará de la logística y los equipos informáticos correspondientes, y ya cuentan con el visto bueno a nivel regional.

Antonio Montoro, secretario general de FICA-UGT en Cádiz