Según el diario El País la tasa de abandono escolar temprano en España se situó en 2018 en el 17,9%, la cifra más baja contabilizada en España. Esa tasa mide a los jóvenes que abandonaron los estudios entre los 18 y los 24 años que solo obtuvieron el título de la ESO.  A pesar de la mejora experimentada (en 2011, el porcentaje se elevaba al 26,32%), España sigue a la cola de Europa y por debajo del objetivo europeo fijado para 2020, que supone reducir la cifra máxima de abandono a un 15%.

Hoy en la Consulta de Psicología Infantil y Juvenil de La Mañana de Radio Ubrique, hemos conversado con la psicoterapeuta y pedagoga Lourdes Castro de este asunto, explicando  a los padres que hacer ante una situación de abandono escolar.

La poca flexibilidad del marco educativo, que no respeta las distintas formas de aprendizaje y que hace que el alumno no se sienta identificado con el sistema de enseñanza es una de las razones que puede propiciar la renunciar de los estudios. Todo ello en una etapa, la adolescencia, donde los menores están en tránsito y comienzan a afianzar unas decisiones propias. El apoyo, la motivación y dejar que vean por sí mismos las consecuencias de renunciar a los estudios son claves para manejar la situación. Ante todo debemos ser comunicativos y empáticos, entendiendo la situación. Pedir ayuda al tutor y sobre todo a los orientadores, que tienen un papel fundamental al conocer los itinerarios formativos que mejor se pueden adaptar a cada caso y contribuir en la búsqueda de alternativas.

Consulta Psicología Infantil y Juvenil con Lourdes Castro