Representantes sindicales de UGT y CCOO mantendrán el primer encuentro con integrantes de la nueva Asociación de Empresarios de la Piel (Asopiel) mañana miércoles a las 12,30 horas en Movex

Comienza el camino de la negociación del próximo Convenio Colectivo Provincial de Piel-Marroquinería. Representantes de los sindicatos UGT y CCOO, y de la nueva Asociación de Empresarios de la Piel (Asopiel) celebrarán mañana miércoles la reunión inicial para la constitución de la mesa negociadora, después de que ambas partes coincidan en la necesidad de actualizar el articulado de un convenio obsoleto, que fue prorrogado por un año y cuya vigencia expira el 31 de diciembre de este 2019. Se prevé un encuentro rápido para determinar sólo el número de representantes de cada parte, en función al porcentaje de delegados sindicales. Ya en la siguiente reunión participarán los integrantes nombrados y se comenzará a entrar en materia.

Así lo ha explicado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el secretario general de FICA-UGT, Antonio Montoro, destacando que los objetivos finales que se marcan para el nuevo Convenio son «mantener el crecimiento actual del empleo en Ubrique» y «firmar un documento real, que marque las reglas de juego para trabajadores y empresarios, afianzando el sector sin dejar de la mano los derechos laborales de los marroquineros».

Esperan firmar un acuerdo para varios años, que siga dando estabilidad, y que sea «real». «Un convenio que se pueda cumplir, con cosas reales en función del mercado y la carga de trabajo de las empresas», precisó, manifestando que «hay que recuperar derechos, con cabeza, y serán los delegados sindicales como mejores conocedores del sector los que protagonicen la negociación».

En este sentido, Montoro ha hecho un llamamiento a los trabajadores de la piel para que fomenten la representación sindical en todas las empresas. Según indicó, UGT cuenta en la actualidad con 18 delegados y están pendientes de llevar a cabo elecciones sindicales en otras dos empresas. «No deben tener miedo, ni tampoco las empresas, porque siempre vamos a construir, y de hecho las empresas con representación sindical funcionan mejor en la prevención de riesgos y en el sistema productivo», aseguró.

La idea de UGT es convocar una asamblea de trabajadores para debatir sobre la plataforma sindical que, según adelantó, ya están elaborando los delegados sindicales. Una vez que estén finalizadas dichas propuestas para el convenio, serán presentadas ante los trabajadores en una asamblea.

El dirigente sindical hizo un llamamiento a la participación de los marroquineros, subrayando que «el convenio se va a negociar en la mesa de negociación, no en los bares o las plazas», y que se trata de un documento muy especial porque en realidad es el convenio de todo un pueblo. «Hablamos del Convenio de Ubrique, en el que el 90% de sus población depende de la marroquinería», recordó.

El actual Convenio Colectivo Provincial de Piel-Marroquinería quedó prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2019, después de que ninguna de las partes -ni sindicatos ni patronal- lo denunciaran antes del pasado 30 de septiembre. Su artículo 4 contempla que el acuerdo ve ampliada su vigencia de forma automática un año, debiéndose aplicar todo su contenido, con la actualización de los conceptos económicos y salariales según lo que marque el IPC del año anterior.

De esta manera, el 30 de enero se procedió a la firma de la nueva tabla salarial, con una subida del 1,2%, correspondiente al incremento del IPC en 2018. En ese encuentro protocolario, sindicatos y empresarios se comprometieron a no esperar a final de año para empezar a acordar el nuevo convenio, y por ello, constituir en breve espacio de tiempo la mesa de negociación. Esta reunión llegará mañana miércoles en Movex a partir de las 12,30 horas.

Antonio Montoro, secretario general de FICA-UGT en Cádiz