El próximo curso escolar 2019-2020, cuyo periodo de admisión se inicia la próxima semana llegará con importantes novedades en los servicios complementarios del CEIP Ramón Crossa, con la inclusión del comedor escolar, centro que el pasado año incorporó en su oferta el aula matinal. Hoy en La Mañana de Radio Ubrique nos ha informado de este asunto el director del Ramón Crossa, José Carlos Delgado, quien además ha dado cuenta de la reunión celebrada ayer con las familias de nuevo ingreso para dar a conocer el proceso de admisión y escolarización que se abrirá el 1 de marzo para los alumnos nacidos en el año 2016, así como para todos aquellos que deseen cambiar de centro de cara a este próximo año.

Aunque el compromiso de comedor escolar estaba en firme, fue ayer a través del Sistema de Información Séneca cuando se notificó oficialmente al centro. Ahora queda pendiente la visita de los técnicos de la delegación para evaluar la propuesta de ubicación del espacio que albergaría el comedor y que estaría situado en la antigua casa del conserje. Un edificio con acceso interno al colegio para los alumnos pero retirado de la actividad docente. La normativa contempla la inclusión de una sala adaptada como office, aseos y demás elementos necesarios para que el servicio de catering  sirva comidas a los escolares. El espacio deberá estar acondicionado para alojar no sólo el mobiliario de comedor sino los correspondientes frigoríficos, hornos especiales y regeneradores de aire. Los trabajos de adaptación serán ejecutados por el Ayuntamiento de Ubrique.

Según nos indicaba el director del CEIP Ramón Crossa en principio se han aprobado 30 plazas de comedor escolar, para el próximo curso, una oferta que podría variar  dependiendo de la demanda. Para José Carlos Delgado la puesta en marcha de este servicio «supone todo un reto», pero también es una necesidad, ya que se trata de una petición que surge tras conocer las demandas planteadas por las familias en una encuesta sobre mejora del centro realizada hace dos años.  Además de para ayudar a conciliar, el comedor escolar permitirá dar apoyo social a las familias necesitadas y servirá como «complemento a los programas de hábitos saludables que desde hace años se trabajan con los escolares» . El comedor escolar, junto con el aula matinal y el transporte escolar completan los servicios complementarios del CEIP Ramón Crossa.

En Ubrique fue el CEIP Reina Sofía el primero en ofertar el comedor escolar, seguido años después de la Escuela Infantil La Esperanza, donde se cursa primer ciclo de Infantil. El año pasado el Fernando Gavilán se sumó a la oferta, siendo gestionado el servicio en ambos Centros de Educación Infantil y Primaria por Mediterránea de catering. Con la incorporación del Ramón Crossa, serán tres los colegios ubriqueños los que cuente con comedor.

Los comedores escolares son un servicio educativo para todo el alumnado de los centros autorizados. Tienen una duración de hasta dos horas desde que acaba la jornada escolar de la mañana (de 14,00h a 16,00h) y un precio diario de 4,38 euros. Las bonificaciones sobre el precio de este servicio están reguladas  en función de los ingresos de la unidad familiar, siendo gratuita para el alumnado que se encuentre en situación de dificultad social extrema o riesgo de exclusión. La solicitud de este servicio podrá formalizarse en junio durante el periodo de matriculación.

En lo que se está inmerso ahora, no obstante, es en el periodo de admisión y escolarización que se abre en toda Andalucía del 1 al 31 de marzo. El CEIP Ramón Crossa, ya cuenta con 49 solicitudes pendientes de formalizar de las 50 plazas que le corresponde al contar con un cupo de 25 alumnos por línea y disponer para el próximo curso de dos líneas de educación Infantil.

José Carlos Delgado, director del CEIP Ramón Crossa