Además de la materia prima a degustar, el Ayuntamiento de Ubrique colabora un año más con los colectivos vecinales en toda la logística en aspectos como sonido, sanitarios, limpieza y tráfico.

Una de las novedades más llamativas en estas primeras fiestas gastronómicas del Carnaval 2019 serán los nuevos escenarios homologados, que ofrecen una mayor garantía de seguridad, y que se estrenan este fin de semana en la XXV Tortillá del Algarrobal, la XIII Jamoná de Antonio Vega y la III Carne en Salsa de la Nueva Vega. Es sólo uno de los apartados logísticos en los que colabora como es habitual el Ayuntamiento de Ubrique con las asociaciones de vecinos, además del sonido, la colocación de sanitarios, las tareas previas y posteriores de limpieza, o el control del tráfico en las distintas zonas, tal y como recordaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique, el delegado municipal de Cultura y Festejos, José Manuel Fernández Rivera.

Se trata de escenarios homologados que proporcionan mayor seguridad frente a los antiguos módulos de madera, y que deben ser montados por personal especializado. Con un coste total de 13.000 euros, han sido adquiridos recientemente por el Ayuntamiento a través de una subvención de Diputación, que serán utilizados en cada uno de los eventos con colaboración municipal, y que también supondrán un ahorro en su alquiler. De cara a las agrupaciones, además se dispondrá de la correspondiente instalación de sonido en cada escenario.

Otro capítulo es la colocación de urinarios públicos en cada una de las fiestas. En Antonio Vega habrá un sanitario portátil junto a la Plaza, dos en el Algarrobal y dos más en el entorno, de cara a la afluencia de personas a los bares cercanos, así como otros dos en la Nueva Vega.

En este sentido, se pide la máxima colaboración ciudadana para evitar en lo posible molestias a los vecinos, para lo cual además el horario máximo de barras en la calle se fija en torno a la 1 de la madrugada. Cada una de las fiestas gastronómicas contará con sus servicios portátiles, si bien será el casco antiguo con la Chorizá la que aglutine un mayor número, además de la presencia de alguna ambulancia.

En el ámbito de la limpieza, junto a los wc portátiles, por parte de Basica se multiplica el número de contenedores en cada una de las barriadas hasta alcanzar más de una veintena para el desarrollo de la fiesta. No obstante, se ha puesto en práctica distintas mejoras, desde pintura a una limpieza previas, a las que se sumará otro remozado posterior. En cuanto a Tráfico, se prevé el corte de la circulación desde primera hora el sábado en el Algarrobal y Antonio Vega, y el domingo en la Nueva Vega, para los preparativos previos de escenarios, y hasta que finalicen las actuaciones de las agrupaciones y sean desmontados los escenarios.

José Manuel Fernández Rivera, delegado municipal de Cultura y Festejos