El secretario general de FICA-UGT, Antonio Montoro, ha anticipado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique la intención de convocar una asamblea de marroquineros en las próximas semanas, antes de que se celebre el primer encuentro con la patronal para abordar el nuevo Convenio Colectivo de la Piel. El dirigente sindical valoró muy positivamente el acto de firma protocolaria de las tablas salariales de 2019 desarrollada el pasado miércoles en la Fundación Movex, en el que además sindicatos y empresarios se citaron para finales de febrero o principios de marzo con el objetivo de iniciar las negociaciones del Convenio.

La prorroga del actual Convenio ya contemplaba en su artículo 4º que los conceptos económicos y salariales han de incrementarse lo mismo que marque el IPC real a final de año, que finalmente en este 2018 se ha fijado de manera oficial en el 1,2%. Dicha actualización de la tabla salarial para este año 2019 contó con la participación de representantes de los sindicatos UGT y CCOO, y de la nueva Asociación de Empresarios de la Piel (Asopiel).

Aunque habrá que esperar a su publicación en el BOP para que sea oficial, la mayor parte de los empresarios han sido previsores y ya han aplicado este incremento en la nómina del mes de enero. Los que no lo hayan hecho deberán abonar con retroactividad ese 1,2% de enero a los trabajadores.

Antonio Montoro ha subrayado que van a trabajar en dos líneas en torno al sector. Por un lado la próxima negociación del Convenio, pero paralelamente también su aplicación en todas las fábricas. “Se dará primero un aviso para que la empresa respete la normativa, y si no llevaremos el caso ante el servicio de Inspección”, aseguró.

De cara al próximo Convenio, que todas las partes coinciden en calificar como “obsoleto”, señaló la necesidad de actualizarlo con medidas sociales para la incorporación efectiva de la mujer, la conciliación laboral, la creación de nuevas categorías laborales relacionadas con las nuevas tecnologías que se aplican en el sector, o la eliminación de otras que ya no existen, así como la regulación de otros aspectos como el ascenso de  categoría, a través de exámenes o por años de antigüedad.

También reconoció que solicitarán subidas salariales encaminadas a la progresiva recuperación del poder adquisitivo de los marroquineros. Desde que se firmó el pasado Convenio en 2016, el IPC subió el 1’6% ese año, el 1’1 en 2017 , y 1,2% en 2018, es decir, que el coste de la vida aumentó el 3,9%, frente al 3,4% en que se incrementaron los sueldos. En 2016 el Convenio fijó una subida del 1%, para 2017 un 1,2%, y también un 1,2% en 2018, con lo que la subida salarial estuvo un 0,5% por debajo del IPC en este último trienio, a pesar del crecimiento que viene registrando el sector de la piel tanto en producción total como en exportaciones.

En cualquier caso, precisó que serán los propios trabajadores los que deberán aprobar sus reivindicaciones, y concretar la plataforma sindical en la asamblea que tienen previsto convocar en las próximas semanas, de cara al inicio de las negociaciones del Convenio.

Antonio Montoro, secretario general de FICA-UGT en Cádiz

Tablas salariales Sector de la Piel 2019