El Convento de Capuchinos recibe durante el mes de febrero la obra pictórica de la ubriqueña Rafaela García Caro. Una exposición de pintura en homenaje póstumo al año de su fallecimiento, que ha organizado su familia y amigos en reconocimiento a su persistente lucha contra el cáncer de mama y su gran afición al arte pictórico. La muestra se inaugura este sábado al mediodía y podrá verse hasta el 28 de febrero. En La Mañana de Radio Ubrique hemos recordado hoy la figura de Rafaela García Caro, con su principal valedor, su viudo Manuel Chacón.

La pintura, junto con la música, (público el disco «Mis Ilusiones» en 2003) o la repostería (ganadora del X Concurso de Repostería «La Gañotada» 2015) han sido las aficiones con las que Rafaela daba vía libre a su espíritu creativo.

En el caso de la pintura se formó de la mano de la artista Celia País Mateos, participando de sus clases de pintura al óleo, después con Jesús Lobato Moreno, así como en los talleres organizados por el Centro de Día de Ubrique. Durante todo este tiempo la pintura fue una forma de terapia, un estímulo para escapar del cáncer que padeció durante 20 años, una manera de reflejar todo lo bello que le rodeaba e inspiraba.  Y eso es lo que hizo Rafaela al crear sus bodegones, paisajes y retratos, su particular manera de luchar contra el cáncer. Un trabajo que su familia, su viudo y sus cuatro hijos, quiere mostrar ahora in memoriam, recordando a una mujer que con su testimonio vital, eterna sonrisa y superación personal, dio ejemplo de vida.

Para ello han reunido un total de 31 trabajos realizados por Rafaela, 25 cuadros de óleo sobre lienzo y 6 sobre tabla, entre los que encontramos el retrato inconcluso de su nieto. La muestra cuenta además con el retrato fotográfico de Rafaela elaborado mediante diseño gráfico por su hijo Antonio Chacón.

La muestra podrá visitarse hasta e 28 de febrero en el Convento de Capuchinos, sede del Museo de la Piel, de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas y los domingos de 10:00 a 14:00 horas.

Manuel Chacón