FOTO: Manuel Ramírez en Pintores de Ubrique

A sus 78 años el pintor ubriqueño Antonio Rodríguez Agüera vuelve a experimentar con la figura humana, está vez con  “Capricho”, una treintena de obras en formato A5, elaborados con rotulador, que se expondrán durante el mes de diciembre en el Centro de Interpretación de la Historia San Juan de Letrán. Un cambio no sólo en el escenario expositivo, sino también en la formulación creativa.

En La Mañana de Radio Ubrique, hablamos con el autor de “Capricho” de la evolución personal en la creación artística, de su trayectoria y de los próximos proyectos en los que ya está inmersos, porque para Agüera la experimentación y la búsqueda pictórica va unida al trabajo; el trabajo como fórmula para aprender y “conectar con el dibujo y el color”.

Con “Capricho” encontramos la simplicidad de las formas, el movimiento de la figura humana en “monigotes”, que como nos decía Agüera “llevo 40 años haciéndolos”. La muestra recogerá además, un auto-retrato de pequeño formato 14×18  del rostro,  a pesar de no incluirse en la serie preparada inicialmente.

Con el pintor ubriqueño hemos hablado además del Convento de Capuchinos un espacio expositivo que le recuerda a su niñez y las clases que en ese mismo lugar impartían con Manuel Janeiro. Los juegos infantiles de un Agüera niño en el claustro, albergan con periodicidad prácticamente anual los trabajos del Agüera pintor.

Y es que 78 años, casi 79 como nos dice, dan para muchas experiencias que atesorar a modo de recuerdo. El pintor Pedro Matheu, con quien nació pictóricamente, la orientación de Francisco Peña Corrales, Van Gogh y los impresionistas “que fueron los que me pincharon”. Ahora es Miró quien le interesa. Sea unos u otros, lo que le inspira su “naturaleza inquieta” es siempre aprender. Su próximo proyecto que ya tiene en mente será algo diferente, la búsqueda incansable de lo diferente que realizará “con disciplina de obrero”. Lo veremos en el Convento.

Antonio Rodríguez Agüera, autor de “Capricho”