En apenas una hora efectivos de Bomberos, en colaboración con la Policía Local, y gracias a las inmediatas llamadas telefónicas de muchos ciudadanos, habían regresado ayer ya al Parque Local, después de lograr extinguir el incendio del minibus que realiza en transporte urbano en Ubrique. A las 15,15 horas comenzó a arder la zona del motor, cuando el vehículo realizaba su trayecto por Los Callejones con seis menores en su interior, junto al conductor, que logró evacuar con celeridad a los jóvenes pasajeros, por lo que no se registró ningún herido.

Tras la llamada de emergencia los bomberos se personaron y lograron sofocar las llamas con rapidez. Efectivos de la Policía Local, con la Jefatura muy próxima, habían utilizado previamente extintores y acordonado la zona. El motor y toda la parte delantera del microbus quedó completamente calcinada, pero lograron que el fuego no se extendiese al resto del vehículo, lo que hubiese supuesto un mayor peligro por las llamas y el humo en pleno centro de la localidad.

En cualquier caso, el siniestro del bus en una vía amplia y abierta como Los Callejones ayudó a que no afectara a posibles elementos cercanos y a que los bomberos pudiesen realizar su trabajo con menor dificultad, tal y como destacaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique desde el Parque Local Francisco Gallardo.     

En total participaron 4 bomberos, con dos vehículos (P-12, U-42), utilizando unos 1.000 litros de agua en la extinción. Posteriormente, se realizaron labores de limpieza de la vía, que esta mañana completaban operarios de Basica. El servicio se inició a las 15,15 horas con la llamada a la Sala de Emergencias del 085 y finalizó a las 16,24 horas con la llegada de los vehículos al parque.

Francisco Gallardo, bombero del Parque Local de Ubrique