Doble actuación de los efectivos del Parque de Bomberos de Ubrique el pasado sábado y esta misma mañana. La primera de las salidas se producía el sábado por la tarde para sofocar un incendio de pastos y arbolado en la Avenida Jesulín de Ubrique, mientras que hoy martes debían acudir a Ingeniero Ruiz Martínez tras recibir la llamada de un transeúnte que había visto una serpiente roja y negra de un metro y medio de longitud en plena calle.

El sábado bomberos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz en el parque de Ubrique intervenían en un incendio de matorral y arbolado en avenida Jesulín de Ubrique, bajo el mirador de la zona de Hipersol. A las 18,08 horas recibían el aviso del incendio en la Sala de Emergencias del 085. Intervinieron 4 bomberos con dos un vehículos (P-15 y R-14), además de  un retén de 7 efectivos del Infoca, un agente de Medio Ambiente y Policía Local. 

En un principio se centraron los esfuerzos en frenar el avance hacia viviendas próximas, hasta su extinción total y el refresco de la zona perimetral para evitar que pudiera reavivarse, en una actuación que finalizó a las 19,25 horas con la llegada de los vehículos al parque. Se vieron afectados unos 80 metros cuadrados de pasto.

La causa del incendio aún debe ser apuntada por los investigadores. En la zona había latas y botellas que podrían haber dado origen a las llamas, pero tampoco se descarta que haya sido intencionado o que haya sido causado por alguna negligencia.

Una serpiente en Ingeniero Ruiz Martínez

La actuación más reciente ha tenido lugar esta misma mañana a las 9,35 horas, después de que un ciudadano diese la alerta sobre la presencia de una serpiente de colores llamativos y gran longitud y grosor en plena calle. Se trataba de una serpiente doméstica de colores rojo y negro, avistada en la calle Ingeniero Ruiz Martínez junto al ‘Puente de Currilloja’.

Tras avisar al Seprona de la Guardia Civil, y cuando los bomberos habían localizado ya la serpiente en el hueco de un contador de agua y acordonado la zona, apareció en el lugar una mujer que dijo ser la propietaria de la serpiente, que según explicó se había escapado de su vivienda.

Francisco Gallardo, Parque Local de Bomberos