El pasado viernes llegaban a Ubrique los tres niños saharauis que mediante el programa “Vacaciones en Paz”, permanecerán en Ubrique durante los meses de julio y agosto. Ayer eran recibidos por la Corporación Municipal en un acto institucional, del que nos ha dado cuenta en La Mañana de Radio Ubrique, Paco Rubio, presidente de la Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui “Mantara Hurra”.

Vacaciones en Paz, llega en un contexto difícil con la disminución de las familias de acogida. Una circunstancia que se extiende al resto de Andalucía. El pasado año llegaron a la provincia 285 menores, frente a los 166 niños de la actual edición. Ubrique recibió el pasado verano siete niños saharauis, el descenso de  este año con tan sólo tres, nos deja la más baja participación de la historia del colectivo en Ubrique desde que se creará hace 24 años.

A pesar de los datos, el responsable de Tierra Libre asegura que “lo importante es que se mantenga el espíritu de Vacaciones en Paz”. En la Sierra se cuenta este año con nueve familias de acogida, algunas en nuevas en localidades que no habían participado hasta ahora.

El contrapunto de este descenso lo pone además, las buenas relaciones institucionales a nivel local. Rubio nos explicaba el reciente acuerdo de colaboración firmado el mes pasado, entre la Asociación Saharaui y el Ayuntamiento que propiciará mejoras en los campamentos, en concreto en  Tinigir. El convenio es fruto de la renovación del hermanamiento que la actual Corporación Local efectuó con la Daira de Tinigir el pasado mes de diciembre.

Aunque en los años 80 ya vinieron a Andalucía grupos reducidos de niños y niñas saharauis de la mano de alguna institución, partido político, sindicato, asociación o parroquia, el programa Vacaciones en Paz, que organizan las Asociaciones Andaluzas de Amistad con el Pueblo Saharaui, viene funcionando, como tal, desde 1993, poco después de ponerse en marcha, por parte de Naciones Unidas, el alto el fuego en la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario.

En Ubrique llegó hace 24 años en verano de 1994, de la mano de la que pocos meses después sería la Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, constituida en noviembre de 1994. Por aquel entonces, eran más de una veintena de niños los que de junio a agosto se paseaban por nuestras calles, mostrándonos que existía otra realidad más allá de nuestras fronteras. Mucho menos visible es su presencia en la actualidad.

Paco Rubio, presidente de la Asociación Saharaui de Ubrique