En estos días se han hecho públicas las primeras imágenes de la Sima Jibe, el último gran hallazgo del Grupo de Exploraciones Subterráneas de Ubrique (GESUB), y la sima más profunda encontrada hasta ahora en nuestro término municipal. Hace aproximadamente un año tenía lugar este descubrimiento, que puede tener gran trascendencia no sólo a nivel deportivo para la espeleología, sino desde el punto de vista científico, por lo que puede aportar de información sobre el subsuelo, las corrientes de agua, y los acuíferos de Ubrique.

Los integrantes del Gesub han logrado avanzar por esta cavidad, comprobando por el momento 280 metros de desarrollo (longitud) hasta alcanzar los 130 metros de profundidad hacia la pared del algibe. Sin embargo, y aunque con grandes dificultades, la punta de exploración tiene aún posibilidades de seguir progresando. Para ello, en la actualidad están teniendo que desarrollar trabajos de desobstrucción , y a su vez culminando los trabajos topográficos.

Así nos lo han explicado hoy en ‘La Mañana de Radio Ubrique, José Luis Rada y David Bulpe, un ejemplo de los primeros espeleólogos y también de las nuevas generaciones del GESUB, un grupo que aunque se constituyó oficialmente en 1986 ya venía realizando exploraciones desde años antes. José Luis Rada fue el primer presidente, y junto a otros cuatro aficionados a la espeleología impulsaron el nacimiento del club, para estudiar una zona de gran potencial como la nuestra.

Por su parte, David Bulpe ha sido el autor de las primeras imágenes que se han tomado de la cavidad y  representa las nuevas generaciones de un grupo que en estos momentos cuenta con casi una treintena de integrantes. Entre ellos, por ejemplo, los componentes del Grupo de Rescate en Montaña.

La Sima Jibe está localizada en la sierra de Ubrique, en una diaclasa cercana a la pared del aljibe, de ahí su nombre. Desde el Gesub se prefiere no apuntar aún la ubicación exacta por lo peligroso del acceso para personas ajenas a la espeleología.

De hecho, en el acceso hay un descenso inicial con una pared vertical de ocho metros, a los que le siguen distintos pozos, alternándose grandes espacios como puntos de gran estrechez. Todo ello junto a rampas, subidas y bajadas que pueden realizarse a pie, algunos destrepes y zonas más técnicas. En cuanto a formaciones, podemos encontrar una gran variedad de estalactitas, estalagmitas, columnas, banderas, coladas, excéntricas, gours, perlas y otras concreciones que se forman bajo el agua.

Según han precisado, en el punto más profundo alcanzado se sigue apreciando una corriente de aire, que deben averiguar si corresponde a una salida de la cavidad al exterior, o bien la conexión a un gran cavitación con presencia de agua. En los dos casos se trataría de un gran hallazgo sobre formaciones inexploradas y con miles de años de antigüedad.

El Grupo de Exploraciones Subterráneas de Ubrique es un club deportivo abierto a nuevas incorporaciones, para lo cual realizan cada año cursos de iniciación a la espeleología. Entre sus principales necesidades se encuentra actualmente el poder contar con una sede, donde poder reunirse y sobre todo guardar sus equipos con garantía de seguridad.

David Bulpe y José Luis Rada, integrantes del GESUB