Bomberos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz en el Parque de Ubrique rescataron en la madrugada del sábado al domingo a un matrimonio, de 66 y 63 años, que había quedado atrapado en su vivienda en la calle Jazmín del Algarrobal, al registrarse un incendio en la planta baja. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique hemos conversado con el jefe del Parque Local de Bomberos, José Moreno, quien destacaba la ausencia de daños personales y la rápida actuación desarrollada en colaboración con la Policía Local.

A las 5,05 horas de la madrugada se recibía el aviso en la Sala de Emergencias del 085 por parte de los propietarios y vecinos colindantes, que se habían percatado de lo sucedido por el ruido del crujir de las bovedillas a causa de la temperatura en la planta baja. Es en esta planta inferior, en la sala de estar, donde se inició el fuego en un mueble, a causa de un cortocircuito, extendiéndose con una combustión muy lenta hasta el lateral del sofá. El calor hizo que se derritiesen los tiradores de las persianas y quedasen completamente cerradas, lo que impidió la entrada de oxígeno y por tanto que el fuego se hubiese podido extender de manera más rápida. 

Por todo ello, José Moreno reconoció que las circunstancias se aliaron para que afortunadamente el suceso no tuviese mayor gravedad. Además, el humo del incendio, que seguramente se había originado varias horas antes, aunque fue subiendo hacia la planta de arriba donde dormía el matrimonio, salió directamente por las ventanas sin llegar a inundar el dormitorio.     

Según explicó, tras ser avisados, los bomberos y la Policía Local llegaron en unos 5 minutos. Una vez examinada la situación se decidió no  requerir más efectivos. Los bomberos procedieron al rescate colocando una escalera corredera en la ventana y ayudando a bajar al  matrimonio, que se encontraban aparentemente bien. En cualquier caso, fueron trasladados al hospital de Villamartín de manera preventiva por si hubieran inhalado gases tóxicos, y al poco tiempo pudieron regresar a Ubrique.

El incendio, originado en el mueble bar del salón es sofocado por Bomberos utilizando 500 litros de agua, no viéndose afectada por las llamas el resto de la vivienda, aunque sí por humo. Por ello, se procedió posteriormente a ventilar de forma natural la vivienda. Intervinieron 2 bomberos del CBPC y el Jefe de Parque con un vehículo (P-15), con la colaboración de tres agentes de la Policía Local. El servicio finalizó a las 6:59 horas con la llegada del vehículo al parque.

José Moreno, jefe del Parque Local de Bomberos