El Centro de Interpretación de la Historia, en el antiguo San Juan de Letrán, acoge desde esta noche a partir de las 21,00 horas la inauguración de la nueva exposición fotográfica de Manuel Vilches. Un total de 39 imágenes integran ‘Donde habita el Olvido’, un grito para la reflexión ante las injusticias que sigue sufriendo cada vez en mayor medida la población africana. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique hemos conversado con el propio fotógrafo ubriqueño, con referencias también a los proyectos en marcha por parte de la Asociación Dubabu, una ONG sin ánimo de lucro impulsada a nivel familiar que viene trabajando por el desarrollo de África, sobre todo en Burkina Faso.

Se trata de una exposición por primera vez íntegramente en blanco y negro, que tal y como explica Vilches tiene la intención de de reforzar el sombrío mensaje en el trasfondo de cada una de ellas. Las instantáneas, realizadas en sus viajes al continente africano durante los últimos 3 años, recogen desde bebés de apenas 4 horas de vida, hasta jóvenes entre 20 y 25 años. Toda una trayectoria vital que desemboca en la búsqueda de un futuro mejor.

Los jóvenes africanos llegan a recorrer hasta 4 y 5 mil kilómetros en camión en lo que se conoce como ‘cayucos del desierto’, para volver a jugarse la vida mientras cruzan el mar hasta Europa. La pregunta es “¿en qué situación deben vivir allí para querer dejar su tierra y su familia a pesar de los peligros de la travesía?”, subraya el fotógrafo ubriqueño, destacando el doble objetivo de la exposición. Tanto “reflejar un mundo lleno de injusticias situado más cerca de nosotros de lo que podamos pensar”, como “ayudarnos a valorar realmente lo que tenemos”.

La familia Vilches Fernández intenta desde hace años aportar su granito de arena para luchar frente a esta situación, con acciones desarrolladas a través de la Asociación Dubabu, que en la actualidad cuenta con 110 socios. Esta ONG sin ánimo de lucro por el desarrollo de África viene impulsando numerosos proyectos solidarios, gracias a la ayuda de sus socios, la recaudación por la venta de distintos productos de su tienda, y sobre todo a través de la fotografía. Además de la venta de imágenes y de calendarios, también organizan rutas fotográficas solidarias en el continente africano, fuera de los itinerarios turísticos tradicionales, en las que además de un curso de fotografía se busca la convivencia con otras culturas y el conocimiento de sus costumbres.

Entre los principales proyectos desarrollados hasta el momento destaca la construcción hace 5 años de una escuela de secundaria en Bantogodo (Burkina Faso), a través de la colaboración con la Universidad de Sevilla, que en la actualidad cuenta con 8 aulas y la matriculación de unos 400 niños cada curso. Además de apoyar a personas concretas en sus necesidades formativas y médicas, entregan material escolar y sanitario, apadrinan un total de 9 escuelas, e impulsan infraestructuras esenciales como la creación de un pozo de agua. Precisamente ese es el proyecto en el que están centrados en estos momentos para evitar así que los niños deban perder cada día varias horas en busca de agua antes de acudir al colegio.

Ni el golpe de estado que vivió Burkina hace dos años que le obligó a abandonar el país de forma precipitada, ni el Dengue transmitido por mosquitos el pasado año cuando viajaba por Benin, pueden con la voluntad de Manuel Vilches de intentar ayudar a las gentes de África. Ya tiene entre ceja y ceja su próxima visita.

Manuel Vilches, fotógrafo ubriqueño integrante de la Asociación Dubabu