El concesionario oficial de Mercedes-Benz para la provincia de Cádiz, Cadimar, como patrocinador oficial ha acogido este mediodía la primera de las presentaciones de la XXIII Subida Ubrique, en lo que supone la cuenta atrás para su celebración del 20 al 22 de abril, un año más puntuable para los campeonatos de Andalucía y de España de Montaña. Hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, nos avanzaba las principales novedades sobre la prueba automovilística, que volverá a contar con los pilotos más destacados del panorama nacional. En el acto, junto a él se encontraban representantes del patrocinador, el presidente de la Federación Andaluza de Automovilismo, Manuel Alonso, y el teniente de alcaldesa del Ayuntamieto de Ubrique, Manuel Ángel Chacón.

Por el momento la inscripción supera el medio centenar de participantes, cifra que se prevé duplicar antes de cerrarse el correspondiente plazo. Estarán los líderes de la competición en sus distintas categorías, y también más de una veintena de pilotos ubriqueños en una participación récord local. Para facilitar el seguimiento de los aficionados, Escudería Ubrique reforzará la retransmisión en Internet vía streaming, que ya el año pasado supuso más de 200.000 accesos y un alcance superior al millón de personas.

Así, por segundo año consecutivo se desarrollará el viernes por la tarde como ceremonia inaugural una caravana de vehículos participantes a partir de las 20,00 horas retransmitida en directo vía streaming, al igual que el desarrollo de la prueba durante el fin de semana, con un mayor número de cámaras en esta ocasión.

Al margen de las modificaciones técnicas internas del Campeonato de Montaña, en el plano organizativo la principal novedad la pondrá el escenario de las verificaciones técnicas del viernes, que en esta ocasión será la Plaza de las Palmeras. De esta manera se pretende aliviar el tráfico en la tarde del viernes en la zona de Hipersol, y a su vez se evitan dificultades en el interior de la Plaza de Toros, donde habitualmente se realizaban las verificaciones, en el caso de registrarse lluvias.

La meteorología se presume como un factor decisivo para la afluencia final de visitantes, que en cualquier caso se prevé masiva, como cada año. Por lo pronto los hoteles de Ubrique y gran parte de las casas rurales de los alrededores están ocupada por pilotos, equipos, y familiares, en una incidencia turística que alcanza además a las localidades vecinas.

Pedro Carlos García, presidente de Escudería Ubrique