Foto: Manolo Canto

Desde que comenzaron las lluvias el 26 de febrero, no han parado de caer ni un sólo día en Ubrique. Sin embargo, este fin de semana se llegaron a intensificar aún más hasta marcar el récord pluviométrico por el momento en los que llevamos de año hidrológico, con nada menos que 135 litros en sólo 24 horas durante la jornada del sábado al domingo, algo que no se veía desde hace años. Junto a las precipitaciones volvieron a registrarse cortes sucesivos en el suministro eléctrico, y el caudal del río aumentó hasta casi desbordarse de madrugada. A pesar de estos registros históricos, no se llegaron a producir inundaciones en la vía pública, algo que subrayaba hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el teniente de alcaldesa, Manuel Ángel Chacón, destacando los trabajos preventivos y de vigilancia desarrollados por operarios municipales, Aguas de Ubrique y bomberos.

Para calibrar la envergadura de los datos pluviométricos de esta jornada sólo hay que compararlos con otros años. Así por ejemplo, los 135 litros recogidos durante esas 24 horas suponen un 20% de todo lo que llovió en el ejercicio 2011/2012, en el que se recogieron 533 litros en total.

El récord en un sólo día desde 2012 en Ubrique era de 72 litros, una cifra que se ha superado en diversas ocasiones en estas semanas, y que tuvo su máximo exponente el sábado. Desde el 26 de febrero se han recogido en nuestra localidad 666 litros, con lo que el déficit en cuanto a recursos hídricos ha dado un vuelco completo.

Nuevos cortes de luz a causa del transformador de Ruiz Martínez

Los continuos cortes en el suministro eléctrico volvieron a suponer la mayor incidencia registrada a lo largo de la jornada, causados otra vez por el transformador de la calle Ingeniero Ruiz Martínez. El sábado a las 16,30 horas se produjo un primer apagón, subsanado en una hora por operarios de Ametel con el cambio de fusibles en dicho transformador, pero a las 18,30 horas volvió a interrumpirse el suministro con mayor afectación de usuarios, debido a la caída de un cable en la salida desde la subestación de Benaocaz, que esta vez causó la avería total del centro de transformación. Esto provocó cortes intermitentes y en otros casos la ausencia prolongada de luz durante horas.

Ante la urgencia de buscar un centro de repuesto, se recurrió al antiguo transformador de la calle Pasadilla, que aún no había sido trasladado por Endesa y que finalmente se pudo utilizar para sustituir al averiado en Ruiz Martínez. Tras una instalación que se prolongó durante toda la madrugada, en torno a las 7,00 horas del domingo se recobró la normalidad del suministro en la localidad.

Desde el Ayuntamiento se mantuvo contacto continuo primero con los técnicos de Ametel, y posteriormente con el propio jefe de explotaciones de Endesa para solicitar información y reclamar una rápida respuesta. Manuel Ángel Chacón ha informado que, además de los ciudadanos en sus hogares y negocios, se vieron afectados servicios municipales esenciales como el alumbrado público y las comunicaciones de la Policía Local.

Por ello, al margen de las cartas enviadas días atrás a Endesa y la Consejería de Economía, el Ayuntamiento ha trasladado hoy un nuevo escrito a la compañía para poner de relieve los problemas fuera de lo normal que Ubrique está sufriendo en sus infraestructuras eléctricas. El delegado municipal ha insistido además en la necesidad de que los propios usuarios cursen sus reclamaciones, para lo cual está a su disposición la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Sin inundaciones en la vía pública, aunque con el río a punto de desbordarse

A pesar del récord de lluvias registrado, Manuel Ángel Chacón ha informado de que no ha tenido lugar ninguna incidencia en cuanto a inundaciones en la vía pública. El río ofreció una imagen muy preocupante a lo largo de la tarde noche, con un caudal que llegaba al máximo de su capacidad, pero que no llegó a desbordarse en ningún punto. El responsable municipal destacó la gran suerte de que las precipitaciones parasen en el último momento, pero también el trabajo de limpieza de las arquetas principales que han venido realizando los operarios municipales y del agua, así como la vigilancia y predisposición constante de los bomberos.

Según avanzó, la prioridad en estos días en que las previsiones apuntan el cese de las lluvias será la mejora de calles afectadas por daños en el pavimento a causa de las lluvias.

Manuel Ángel Chacón, teniente de alcaldesa y delegado municipal de Vías y Obras