Los dos barranquistas  de Chiclana y Cádiz desaparecidos el pasado sábado en Garganta Verde eran evacuados en helicóptero en la tarde de ayer domingo desde la salida del barranco de Abrevaderos. Este era el resultado final del último de los tres operativos efectuados durante el fin de semana por el Grupo de Rescate de Montaña del Consorcio Provincial de Bomberos con sede en Ubrique, quienes intervenían formando parte de un dispositivo más amplio de rescate, compuesto por 70 efectivos especialistas y una importante dotación de recursos materiales.

Hoy en La Mañana de Radio Ubrique, hemos querido conocer los detalles de las actuaciones emprendidas y reconocer la inagotable labor de los integrantes del GRM de Ubrique durante todo el fin de semana, para ello hemos conversando con su jefe y portavoz, Carlos Chacón.

A las 11 de la mañana del sábado entraban en Garganta Verde los dos barranquistas de Chiclana y Cádiz, media hora antes por la misma entrada salía el GRM tras permanecer toda la madrugada en tareas de búsqueda y proceder al rescate de un hombre de 51 años de nacionalidad inglesa, con domicilio en Algodonales, que el viernes se adentraba para recorrer el barranco de la Garganta Verde en solitario, sin conocimientos, ni medios suficientes. Tal y como nos indicaban desde el GRM en ese momento el río no iba en carga, si crecido, pero nada que ver con lo que se encontraron en la mañana del domingo cuando se iniciaban las tareas de rescate de los dos barranquistas desaparecidos en Garganta Verde. Según Chacón, un barranquista experimentado podría considerar realizar en ese momento el recorrido. Sin embargo, tras efectuar la parte más complicada de la garganta, es casi en la salida, cuando llega la crecida y arrastra a uno de ellos, causándole un esguice que le impidió continuar y debiendo refugiarse en una pared en la parte más estrecha, a unos 200 metros de la salida.

Es aquí donde  lo encuentra uno de los integrantes del GRM, que es alertado por unos esparragueros de los sonidos de silbatos que provienen del filo de la pared. Tras comprobarlo primero con silbatos y después con un drone, son localizados y trasladados en helicóptero, hasta una antigua era próxima, usada como helipista, alrededor de las siete de la tarde del domingo.

 

El operativo de rescate era activado  24 horas antes, a las siete de la tarde del sábado. Tras percatarse de la situación el GRM activa al resto de efectivos que conformaron el dispositivo, el Grupo de Rescate de Bomberos de Ronda, la Unidad de Montaña del la Guardia Civil de Álora (Málaga), que a su vez activó a la de Granada y la Federación Andaluza de Espeleología. Además se instalaba posteriormente un retén en Zahara de la Sierra donde se personaba el domingo el delegado del Gobierno Andaluz en Cádiz, Juan Luis Belizón. Tras comprobar la imposibilidad de actuar en la noche del sábado, por el alto riesgo que conlleva, se optaba por aplazar las tareas de búsqueda, iniciándose a las ocho de la mañana del domingo. Tres equipos penetran por tres puntos diferentes, accediendo el GRM de Ubrique por la zona intermedia y encontrándose muchísimas dificultades en su avance por la crecida del río.

El jefe del Grupo de Rescate de Montaña de Ubrique ha valorado una actuación compleja, en la que finalmente el resultado fue positivo, “no encuentro palabras para describir la situación real cuando entramos en la Garganta y vimos la carga que llevaba, había que entrar y entramos, se trabajó duro en la noche del viernes y después durante todo el domingo en unas condiciones aún más complicadas”. Para Chacón se trabajó con arrojo y precaución, gracias al esfuerzo y al factor suerte se pudo salir airoso y concluir el rescate.

Al margen de estas dos intervenciones, los bomberos del GRM mantuvieron el sábado un retén en la Carrera por Montaña (CXM) Nutrias Pantaneras “Ruta de los Aljibes”, debiendo trasladar en camilla a dos corredores accidentados. El primer traslado se producía de 10:45 a 11:30 de la mañana, cuando un corredor  sufre un esguince a unos 400 metros de la carretera, procediendo a la intervención de los dos Bomberos del retén. Posteriormente, otra participante sufría un accidente, cayendo sobre las piedras en una zona de más dificultad y sufriendo un traumatismo torácico, con posible rotura de costillas. El retén solicita entonces la asistencia de otros cuatro Bomberos del GRM, inmovilizando a la corredora y trasladándola en camilla durante un kilómetro hasta la ambulancia.  Esta intervención comenzaba a las  11:35 de la mañana del sábado y terminaba a las 12:30 horas.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del Grupo de Rescate en Montaña