La Delegación de Gobierno de la Junta en Cádiz hacía públicos ayer los nombre de las personas y entidades galardonadas con las Banderas de Andalucía Cádiz 2018, entre los que se encuentra la empresa marroquinera ubriqueña Invercumbre, en la modalidad de ‘Acción Empresarial’. Hoy en ‘La Mañana’ hemos conversado con uno de sus responsables, José Antonio Valle, quien ha manifestado su sorpresa y agradecimiento, que a su vez ha querido hacer extensible a todos los trabajadores y, en general, al sector marroquinero de Ubrique.

Este reconocimiento llega además coincidiendo con la convocatoria meses atrás de la primera edición de los Premios Académicos Familia Valle y De Piña, concebidos tal y como destacaban para poder devolver el esfuerzo y apoyo mostrado por los ubriqueños a sus grupos de empresas durante casi medio siglo ya de trayectoria, con la intención de seguir dando continuidad a este proyecto.

Junto al Grupo Invercumbre, el Consejo de Coordinación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz acordaba conceder las siguiente distinciones instituidas con motivo de la celebración del Día de Andalucía en la provincia:

1.- Promoción de Cádiz en el exterior: Paz Padilla.

2.- Acción Cultural: Abraham Mateo.

3.- Reconocimiento deportivo: Amelia Romero.

4.- Trayectoria asociativa: Francisco Mena.

5.- Promoción de la igualdad: El Despertar (Federación de Mujeres del Campo de Gibraltar).

6.- Mérito Educativo: Jaime Martínez.

7.- Salud: Unidad de Nefrología del Hospital Universitario Puerta del Mar.

8.- Inclusión Social: Manos abiertas Hacia el futuro.

9.- Acción Empresarial: Grupo Invercumbre.

10.- Compromiso ambiental: Rancho Cortesano de la Miel.

11.- Innovación e investigación: Proyecto Algas.

12.- Agricultura y Desarrollo Rural: Finca Las Lomas.

13. Reconocimiento especial: Alonso Núñez, ‘Rancapino’.

El Grupo Invercumbre es el resultado de la unión de las familias Piña y Valle en el año 1975. José Luis Piña Jiménez dirigía por aquel entonces una fábrica que antes había sido de su padre, Cristóbal Piña, y entre sus trabajadores un joven marroquinero, Antonio Valle, se perfilaba como un auténtico líder que muy pronto se convertiría en socio propietario del 50%.

En la actualidad, el grupo está dirigido por la tercera y la segunda generación de estas dos familias, y aglutina seis fábricas con una superficie de unos 11.000 metros cuadrados y una plantilla media de 700 trabajadores. Con una facturación anual de algo más de 50 millones de euros, Invercumbre es hoy en día el grupo marroquinero más importante de Ubrique y uno de los más importantes de esta industria en Europa. A lo largo de estos más de 40 años el grupo ha fabricado para las más importantes marca de lujo mundial, ganándose el respeto de los tres principales holdings de este sector: LVMH, Prada y Richemont.

El grupo continúa hoy con su expansión internacional, y afronta un nuevo reto con la construcción de una nueva fábrica donde la tradición, las nuevas tecnologías y un innovador modelo de organización empresarial irán de la mano. Será un centro de producción que aspira a convertirse en referente internacional y marcar un punto de inflexión definitivo en la consolidación de Ubrique como líder mundial de la marroquinería.

José Antonio Valle, grupo de empresas Invercumbre