Hoy miércoles a partir de las ocho de la tarde tendrá lugar en la ermita de San Pedro, la presentación del libro del ubriqueño Antonio Mateos Coronil y otros, “De los apodos, sobrenombres y motes de Ubrique”, una compilación realizada por el médico Pedro Galiana Jiménez. Un legado póstumo, cuya propiedad intelectual será donado al pueblo de Ubrique y cuya recaudación se destinará a causas que repercutan en el municipio.

El doctor Pedro Galiana, colaborador, compilador del texto e impulsor de su edición, nos ha explicado hoy en La Mañana de Radio Ubrique, el sentido de la publicación que formará parte de la memoria histórica colectiva local.

La publicación cuenta con la colaboración de un “Equipo Redactor”, cuya media de edad ronda los 75 años y que han sido la fuente indispensable para la recuperación de unos 500 motes, sobrenombres y apodos de ubriqueños.  Quedan dispuestos en orden alfabético, introducido cada letra por las imágenes del fotógrafo Manuel Vilches, donde encontramos los monumentos o espacios naturales que simbolizan la seña colectiva de identidad de un municipio.

El prólogo, lo firma nuestro Hijo Predilecto, Bartolomé Pérez Sánchez de Medina y Esperanza Cabello, quien en palabras de Galiana, ha dotado la publicación de una enjundia académica sin parangón. Estas microhistorias, retroceden en el tiempo hasta finales del XVIII y principios del XIX, encontramos desde entonces nombres con referencia geográfica, de profesiones, motes que aluden a personajes famosos, a animales, flores, de cambio de género, apodos que son hasta frases… Un texto evocador que te mete de lleno en historias del recuerdo.

El proyecto lo iniciaba hace cuatro años el ubriqueño Antonio Mateos Coronil, tras su pérdida el año pasado, su amigo Pedro Galiana rinde tributo a la estrecha relación fraternal que mantenía compilando y publicando su legado, que pasa a ser además el de todos los ubriqueños.  Esos lazos los resume Galiana al afirmar que en Antonio encontró “al hermano mayor que nunca tuve y que me ha enseñado entre otras cosas el sentir ubriqueño”, “porque Antonio era el paradigma ubriqueño, alegre y listo”. Las publicación llega como homenaje a un amigo “es un reconocimiento a mi amigo”, pero también “por mi compromiso personal con Ubrique, porque detrás de cada nombre y apodo hay la historia de una persona”, conformando en su suma la historia viva de Ubrique.

El proyecto cuenta con el patrocinio de Fercave Asesores, Nupren y el Ayuntamiento de Ubrique.

Pedro Galiana Jiménez, compilador del libro “De los apodos, sobrenombres y motes de Ubrique”