Desde sus orígenes, con ese primer intento fallido en el 2000, hemos podido comprobar como el Belén Viviente ha ido creciendo hasta convertirse en un referente de la navidad local. Hace 18 años un grupo de vecinos y amigos de la Plaza de la Verdura, unos pocos con un gran espíritu emprendedor, tuvieron la idea de montar un Belén en su barrio, nada podían imaginar sobre la aceptación que tendría entre la ciudadanía, gracias en parte, a la estructura organizativa planteada, al trabajo social y solidario que siempre lo ha definido, y porque no decirlo a las cosas bien hechas. Porque ese primer belén, un año después, salió muy bien y nos dejó las ganas de más. Así comenzaron la colaboraciones, la participación ciudadana y la implicación de todo un pueblo a nivel asociativo y particular que participa en el montaje de esta historia que alcanza en este 2017, diecisiete años de vida.

Hoy en La Mañana de Radio Ubrique nos hemos acercado a nuestro Belén Viviente de la mano de la portavoz del colectivo  organizador, la Asociación de Vecinos Plaza de la Verdura y Casco Antiguo, María Carmen López.

Durante este tiempo, en los que el Belén ha distribuido entre las ONG locales cerca de 80 mil euros, ha habido cambios. Se ha visto crecer a sus figuritas, los que antes fueron niños de Dios, ahora son centinelas romanos, como Raúl, “nos hemos encontrado tres generaciones de una misma familia en escena”, algunos incluso se nos han ido y las necesidades también han cambiado. Lo que no ha cambiado es la manera de concebir el proyecto, “la organización es un trabajo en red, donde se ha logrado que cada uno encuentre su lugar” asegura López, “porque la nuestra es una historia de participación”. Según la portavoz vecinal, “nuestro belén es distinto, ha sido una escuela de aprendizaje y hemos ido aprendiendo a participar desde la elección del cartel hasta la determinación del fin social”. Esa participación también se demuestra durante la recreación, donde el visitante se convierte en protagonista de las escenas, trasladándose a la Judéa de hace más de 2.000 años y solicitando, por ejemplo a la escribana, la redacción de un escrito.

Este sábado veremos esos años de trabajo y evolución del Belén. A partir de las seis de la tarde, alrededor de 130 vecinos representarán hasta altas horas de la madrugada más de 30 escenas repartidas entre la calle Botica (entrada),  Madera, Fuentezuela, Torre, Concejo, Pozuelo, Saúco, Caracol y plaza de la Verdura,  Callejón Janeiro y La Plaza. 

Como en anteriores ediciones, se ha dispuesto un itinerario orientativo, marcado en los 2.500 folletos informativos que se entregarán a los visitantes, a través del Censo. No faltarán otras escenas bíblicas, tales como el Nacimiento, protagonizado en esta edición por Juan Lobato, Bárbara y su bebé, Pedrito, la Anunciación, los Reyes Magos, la Carpintería (con Aurelio y Carmen) o la Posada, lugar este último donde degustar mosto con morcilla.

La recreación de los oficios de la época  se concentrarán en su mayoría en la calle Fuentezuela, Sauco y Caracol. Aquí se localiza el barrio artesano con los puestos del Zapatero, la Fragua (con la participación de la Asociación “Vamos Juntos”),  la Carpintería y Escribana. El Huerto, la Alfarería, el puesto de Lavanderas, y el Pescador (si bien el río artificial llevará poca agua este año), junto con la Petaquería que asume la Escuela de Artesanos de la Piel y la Cestería, completan este tipo de escenas de ver y conocer. Al final del Caracol encontramos la Licorería, un espacio para sentarse y degustar algunos de los licores artesanos preparados.

Habrá unos tres puntos a lo largo del itinerario para Comer y Beber. La Tasquita de la calle Madera con pinchitos, la Posada en Sauco,(morcilla y vino), la Chupitería en el Caracol y sobre todo el Zoco de la Plaza de la Verdura. Aquí tendremos, la Tasca o la Panadería, donde podremos degustar dulces y distintos tipos de panes, el puesto de dulces para diabéticos y celiacos que ocupa la Asociación de diabéticos de la Sierra de Cádiz, Adisica, las Almendras de la Asociación de Fibromialgia 

No puede faltar la Carnicería con los chicharrones, que se prepararán estos días así como, el puesto de Carne de Membrillo, Tortas de Anís y Buñuelos, las Castañas, las Tortas, Buñuelos y la Perfumería, próximo quedan las Piruletas a cargo de Camenae. Productos en su gran mayoría, preparados estos días de forma artesanal (en las fotos vemos la elaboración de las piruletas y los gañotes).

El montaje comenzará el sábado por la mañana y contará una vez más con la colaboración de colectivos como  Club de Atletismo Nutrias Pantaneras o Discubriq. El proceso iniciado en octubre concluirá a finales de enero, con la celebración de la Asamblea que decidirá el destino de los fondos recaudados.

María Carmen López, portavoz de la AAVV Plaza de la Verdura y Casco Antiguo